Delgado evoluciona bien de su lesión y sería titular

El delantero de Boca se repone de una tendinitis; el DT Bianchi realizará tres variantes
El delantero de Boca se repone de una tendinitis; el DT Bianchi realizará tres variantes
(0)
23 de agosto de 2001  

Marcelo Delgado, con una tendinitis en el bíceps de la pierna izquierda, es la única duda de Boca para enfrentar el domingo próximo a San Lorenzo, en el Nuevo Gasómetro.

El delantero, que ayer realizó un trabajo diferenciado -igual que Juan Román Riquelme, que continúa su recuperación por una tendinitis rotuliana en la rodilla izquierda-, será probado hoy por el entrenador Carlos Bianchi en la práctica que se hará en el predio de Casa Amarilla. Si responde satisfactoriamente, el Chelo será titular, cosa más que probable; de lo contrario, sería reemplazado por Naohiro Takahara.

El japonés convirtió ayer un lindo gol en el partido, de no más de 45 minutos, que los titulares le ganaron a los suplentes por 7 a 4 -se trabajó tácticamente en cómo atacar en superioridad numérica- , y sumó todavía más méritos para ganarse la confianza de Bianchi.

Jorge Batista, médico del plantel, confirmó que Delgado se entrenará con el plantel. "El técnico lo va a probar en la práctica. Tendría que llegar bien para jugar ante San Lorenzo, pero todo depende de cómo lo vea Bianchi", comentó Batista.

Las tres variantes que ya tiene en mente el director técnico son : Oscar Córdoba por Roberto Abbondancieri, Javier Villarreal por Omar Pérez y Mauricio Serna por Sebastián Battaglia (expulsado el domingo último en la caída ante Belgrano por 3 a 1).

Boca formaría con Córdoba; Martínez, Schiavi, Burdisso y Jorginho Paulista; Villarreal, Serna y Traverso; Gaitán; Guillermo Barros Schelotto y Delgado.

La odisea Riquelme

La comisión directiva de Boca iba a tratar ayer el nuevo contrato que le ofrecería a Juan Román Riquelme -US$ 1.500.000 netos por un año-, pero la reunión se suspendió sorpresivamente. Aparentemente, las declaraciones que formuló anteayer el jugador, que calificó a los dirigentes xeneizes como hombres que "prometen mucho, pero que cumplen poco", no habrían caído muy bien.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.