Demichelis: "Acá, ningún técnico traiciona el estilo"

El defensor llegó al club con 17 años y hoy, a los 21, tiene un lugar entre los titulares
El defensor llegó al club con 17 años y hoy, a los 21, tiene un lugar entre los titulares
Javier Reyes
(0)
24 de junio de 2002  

El muchacho, de 21 años, disfruta de un momento magnífico. Después de debutar en la primera división con Ramón Díaz como técnico, ahora es el sucesor del riojano, Manuel Pellegrini, quien lo eligió como uno de sus jugadores preferidos. Pero Martín Demichelis no se entusiasma a cuenta. Y habló con LA NACION desde los EE.UU. "Desde que llegué a River, a los 17 años, siempre supe que debía mantener un equilibrio... y por suerte se me dio", dijo.

A pesar de las penurias económicas y financieras de la Argentina, Demichelis no olvida el sustento que le permitió continuar en el fútbol cuando actuaba en las divisiones inferiores y la plata no le alcanzaba. "Recuerdo que cuando llegué a River, inmediatamente me ofrecieron trabajar en la oficina de prensa, en la que pasé muy lindos momentos y tengo recuerdos imborrables. Estuve al lado de Antonio Mussari, que quiere a los chicos que pasaron por allí como si fueran sus hijos. Nos enseñaron muchas cosas que quedarán en nuestra memoria", dijo con cierta nostalgia.

"Estoy ante una excelente ocasión de la cual no quiero desaprovecharla. Me siento orgulloso por formar parte de este grupo", sostuvo.

De la relación existente con Leonardo Astrada, Celso Ayala y Angel Comizzo, los más veteranos del plantel millonario, Demichelis puntualizó: "Los muchachos más grandes desde un primer momento se acercaron como lo hacen con los demás chicos. Este es un grupo cálido que siempre se brinda. Los más grandes te enseñan cosas que cada uno de los más jóvenes tratamos de capitalizarlas, además del apoyo constante que nos dan".

También confesó un sueño que por el momento no se concreta. "Me agradaría que mi papá pudiera acompañarme en los partidos, pero como él trabaja se dificulta que pueda verme cuando juego. Mi padre es camionero y en contadas veces puede verme. El año pasado, porque combinaban sus viajes, fue a presenciar algunos partidos al Monumental. Tanto es así que en la Navidad del año último no lo pudimos pasar juntos con nuestros padres por las razones que estoy contando", agregó el defensor, que tiene dos hermanas: Fabiana de 25 años y Georgina de 12.

Sobre el triunfo en el superclásico, Demichelis agregó: "Ganarle a Boca fue una gran alegría, pero pensamos más que nada en seguir trabajando, sumar partidos para realizar una muy buena temporada porque hay que pensar en todos los compromisos que debemos afrontar en el segundo semestre del año".

Para el juvenil marcador central no existen muchas diferencias entre Pellegrini y Ramón Díaz. "No cambiará mucho del tradicional estilo que tiene River. Cada entrenador tiene una forma de trabajar muy particular, pero ninguno traiciona el estilo del club. Mantenemos una muy buena relación con Pellegrini y todos estos días nos vino muy bien porque nos fuimos conociendo mutuamente", dijo.

Es tiempo de un nuevo River , y de una inmejorable oportunidad para Demichelis, la promesa que asoma desde la zaga.

Una práctica muy liviana

LOS ANGELES (Especial).- Tras el empate por 1 a 1 con Morelia, el plantel de River se trasladó de San Francisco a esta ciudad. La delegación se alojó en el hotel Holiday Inn y, tras el almuerzo y la siesta, realizó una práctica de rutina.

Finalmente, no hubo reunión entre los dirigentes de Morelia, de México, y Angel Comizzo para definir la continuidad del arquero en Núñez.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.