Desde la madrugada y bajo la lluvia, los hinchas de Racing buscaron su entrada para el clásico con River