Desgracia con suerte: se les quemó el micro en la ruta, llegaron tarde, pero igual ganaron