Designaciones políticas

Luego de una recomendación de Blatter para evitar más cuestionamientos, en las semifinales se utilizarán representantes europeos; Corea del Sur v. Alemania será dirigido por el suizo Urs Meier y Brasil v.Turquía por el dinamarqués Kim Nielsen
(0)
24 de junio de 2002  

YOKOHAMA, Japón (De un enviado especial).– En la tensa reunión de ayer de la Comisión de Arbitros se votó para designar las ternas que dirigirán las semifinales. De los 16 referís y otros tantos asistentes que quedan, los beneficiados fueron los representantes europeos. Quedó claro que hizo efecto la advertencia de Blatter sobre la inconveniencia de repartir alegremente designaciones entre todos los continentes.

Así, mañana, en Corea del Sur-Alemania, que jugarán en Seúl, dirigirá el suizo Urs Meier, secundado para por el francés Frederic Arnault y el checo Evzen Amler. Pasado mañana, Brasil y Turquía se enfrentarán en Saitama, con una terna compuesta por el referee dinamarqués Kim Milton Nielsen y los asistentes Maciej Wierzbowski (Polonia) e Igor Sramka (Eslovaquia).

Para después quedará la crucial decisión de elegir al juez de la final, que se disputará el domingo próximo, en esta ciudad. En lo que sí se puede ir avanzando es en los nombres que ya están descartados: Nielsen y Meier, por estar en las semifinales; el egipcio Ghandour y el mexicano Ramos Rizo, porque no conformaron en los cuartos de final; Alí Bujsaim (porque estuvo en el partido inaugural); Coffi Codjia (Benín), Saad Mane (Kuwait), Brian Hall (Estados Unidos) y Mark Shield (Australia), porque no provienen de potencias futbolísticas. A ellos habría que agregarles al brasileño Carlos Simón y al alemán Markus Merk si ambos seleccionados se clasifican para el encuentro decisivo.

De los que permanecen en la competencia, el máximo candidato para controlar la definición es el sueco Anders Frisk, que está muy bien considerado; después están el colombiano Oscar Ruiz (salió bien conceptuado del cuartos de final Turquía-Senegal), el italiano Pierluigi Collina –el revuelo arbitral que armó la eliminación de Italia podría jugarle en contra–, el francés Gilles Veissiere y el escocés Hugh Dallas.

En cuanto a los asistentes, el argentino Jorge Rattalino tiene buenas posibilidades de ser elegido. Ayer, el director de la Escuela de Arbitros de la Argentina, Juan Carlos Loustau, presente en la reunión de Comisión de Arbitros en su función de evaluador e inspector en los partidos, comentó que al repasar los videos de las cinco actuaciones de Rattalino en el Mundial le contabilizó 83 decisiones –entre offsides señalados, laterales y jugadas al límite de la posición adelantada, en la que el atacante está en la misma línea del defensor–, con un altísimo porcentaje de aciertos.

Su última labor, en el partido entre Turquía y Senegal, mereció una buena calificación de LA NACION. La única sanción de Rattalino que generó cierta controversia en el Mundial fue la anulación de la jugada que terminaba con gol de Tommassi, en Italia-Corea del Sur, pero luego la FIFA lo respaldó al designarlo para los cuartos de final.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?