Desilusión: Argentinos apenas igualó

En Florencio Varela empató 3 a 3 con Defensa y Justicia y quedó a cinco puntos del líder Atlético Rafaela
(0)
24 de noviembre de 2002  

Al igualar con Defensa y Justicia 3 a 3, en Florencio Varela, Argentinos Juniors desperdició una buena oportunidad de acercarse más a Atlético Rafaela, líder de la B Nacional, que el jueves último perdió en su cancha con Almagro por 2 a 1.

Con la igualdad, Argentinos quedó a cinco puntos de los santafecinos, cuando apenas dos partidos para el final. No fue un buen negocio para el equipo dirigido por Ricardo Rezza.

El primer capítulo fue electrizante, de ida y vuelta, a puro vértigo. Los dos equipos tuvieron una elogiable vocación ofensiva, pero desnudaron alarmantes errores en las últimas líneas. En el primer tiempo se convirtieron los seis goles; luego, acaso por el calor o por el desgaste, el desarrollo aflojó el ritmo. El juez Rafael Furchi, de buena tarea, apenas paró el encuentro para que los jugadores se refrescaran a los 30 minutos del segundo tiempo, a pesar de la alta temperatura.

Seguramente, los pocos hinchas de Argentinos (unos 200) que llegaron hasta Florencio Varela lo habrán hecho con la ilusión de ver a su equipo con una actitud avasallante que le permitiera definir el partido en pocos minutos.

Sin embargo, el que jugó mejor en el comienzo del partido fue Defensa, que por medio de la buena tarea de sus volantes, sobre todo Garay y Gaitán, y fundamentalmente por la muy buena actuación de Mario Saccone, imparable por la punta derecha, estuvo muy cerca del arco de Burela.

A partir de los 15 minutos, el partido se hizo de ida y vuelta y, aunque no lo merecía, Argentinos llegó a estar dos goles arriba. Pero su rival nunca se entregó y en el final del primer tiempo igualó Garay, luego de una jugada espectacular de Saccone que, además de velocidad, expuso algunos lujos.

¿Los goles? Para todos los gustos. El primero fue de Argentinos: De Muner le bajó la pelota a González, que definió con un remate corto; el empate lo anotó Vallejos, de penal, luego de una falta de Castro a Arcamone.

Argentinos se puso 3 a 1 y parecía que ya nada lo detendría. Los goles los anotaron González (otra vez), que aprovechó la lesión de Kadijevic (ver aparte) y Pisculichi marcó el tercero, tras una asistencia del mismo González.

Pero reaccionó Defensa. Descontó Gaitán, luego de un cabezazo de Saccone, y empató Garay, tras una genialidad del mismo Saccone, que dejó en el suelo a Burela, tras un par de amagos. Luego, en el segundo tiempo, el cansancio no permitió que siguiera el mismo ritmo.

Para Argentinos quedó la desilusión de no haber ganado; para Defensa, el halago de haber levantado un partido que parecía perdido. Para los dos, el aplauso por el espectáculo que brindaron.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.