Destacó la dedicación

Por Hugo Tocalli Para LA NACION
(0)
18 de mayo de 2003  

SANTA CRUZ DE LA SIERRA.- Cada vez que me toca transitar un nuevo desafío deportivo en un Sudamericano hay algo que me produce mucha ansiedad y es lograr la clasificación para el Mundial. Esa es la misión que uno se pone en la cabeza cuando comienza el armado de un plantel Sub 17.

No hay que perder de vista que la mayoría de este grupo de jugadores estará en el Mundial y después, si no hay sorpresas, tendrá continuidad en un Sub 20. En el caso de no estar en un Mundial todo este trabajo se corta y la planificación tiene que hacerse de nuevo. Del último Sub 20 campeón en Uruguay hubo casi diez futbolistas que ya venían de un Sub 17. De ahí la importancia de esta categoría.

Que aparezcan jugadores es muy importante para el futuro. Como responsables de juveniles, mis colaboradores y yo no podemos correr detrás de los resultados. Es obvio que queremos salir campeones, pero lo principal pasa por formar juveniles en todo el sentido que tiene esa tarea.

Después de haber alcanzado la clasificación vamos a dejar todo para tratar de ser campeones. Aparte, el clásico con Brasil siempre es especial en un Sudamericano. Quizás este Brasil no tenga un goleador definido, pero toca muy bien en velocidad y lo hace con su estilo tan característico en lo técnico.

De estos chicos destaco la firmeza y la dedicación para encarar el certamen. Muchas veces se excedieron en la rigidez del juego y no se dedicaron a pensar un poco más los partidos. Pero es un equipo con mucho futuro en todas sus líneas y tiene muchas variantes de gol. Las goleadas de los primeros partidos así lo demuestran y en los dos empates con Colombia desperdiciamos muchas situaciones. Esa contundencia quedó demostrada con los titulares (Ariel Colzera y Diego Lagos) y con los suplentes (Hernán Peirone y Gonzalo Ludueña). En este torneo pude darles oportunidades a todos y la verdad es que el funcionamiento no se resintió.

El partido de hoy será trascendente, pero para nosotros el paso más importante es estar en Finlandia. Ojalá podamos ser campeones, pero, como entrenador, el título más lindo es tener a 10 o más de mis jugadores en el Sub 20 o, por qué no, en el seleccionado mayor.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.