Diego Milito sobre Centurión: "Está arrepentido, pero sabe que en Racing hay límites que no se pueden cruzar"

Milito y Centurión, el día de la presentación del delantero en la Academia
Milito y Centurión, el día de la presentación del delantero en la Academia
Nicolás Zuberman
(0)
11 de febrero de 2019  • 21:19

Ricardo Centurión será marginado del plantel y se entrenará con la Reserva, al menos, hasta la semana próxima. Pero tampoco se irá de Racing en el corto plazo. Eso sí: el conflicto desatado en la noche del domingo con el entrenador Eduardo Coudet tuvo un nuevo capítulo. Este martes, de todos modos, el plantel de la Academia viajará a Corinthians para jugar la Copa Sudamericana y Centurión no podía ser tenido en cuenta por la expulsión que sufrió en agosto en el Monumental, cuando salió dibujándose la camiseta de Boca por sobre la de la Academia. Aquella vez no ameritó una sanción para el cuerpo técnico ni para la dirigencia ni el mánager Diego Milito. Las inconductas anteriores del número 10, hasta el último domingo, no habían alcanzado al campo de juego.

La discusión previa a ingresar con Eduardo Coudet y las pocas ganas que mostró dentro del campo de juego sacaron a la luz el costado más irascible de Chacho, que le comunicó su decisión a Diego Milito. Fue el ídolo del club, ex compañero de Centurión el último título académico en 2014, quien le comunicó por teléfono que no se debía presentar al entrenamiento vespertino de este lunes. Pese a que se dudaba de cuál iba a ser la conducta de Centurión, no estuvo en el Cilindro. Fue Víctor Blanco quien se encargó de la que resolución no fuera tan determinante: el presidente consideraba que, marginando al jugador, le estaban bajando el precio a uno de los activos más importantes que tiene el plantel académico.

Después de la comunicación oficial, fue Milito quien salió a explicar la sanción. "Centurión sabe que ha cometido un error y el club ha tomado la determinación. El técnico y los dirigentes están de acuerdo. Estamos todos alineados. Hay límites que no se pueden cruzar, hay cosas que no se deben hacer. Sobretodo que lo que sucedió se hizo públicamente. Centu está arrepentido. Mi aprecio hacia él sigue estando, pero deberá entender que hay límites que no se pueden cruzar. Hablé ayer y estaba caído. Tendrá que reflexionar", explicó el ídolo académico. A falta de siete fechas para terminar el campeonato, en Racing algunos creen que Centurión puede ser importante en estos partidos. Y por eso no quisieron tomar una decisión definitiva, con la esperanza de que el jugador y el técnico puedan recomponer la relación.

Apenas un poco más de un año duró el amor entre Coudet y Centurión. Comenzó el 11 de enero de 2018, cuando Centurión –todavía jugador del Genoa, apunto de pasar al Málaga– apareció en el Predio Tita durante sus vacaciones para entrenarse y no perder el ritmo. "No lo dejen ir: secuéstrenlo", bromeó el Chacho ese día. Una semana después, el mánager Milito y el presidente Víctor Blanco le daban el gusto: pusieron 4 millones de Euros por el 70% que restaba de la ficha del jugador y concretaron la compra más cara de la historia del club.

La primera mitad del año, jugó como nunca: ocho goles y diez asistencias. Hasta estuvo a punto de ser convocado por Jorge Sampaoli para ir al Mundial. En cada entrevista, Centurión y Coudet se elogiaban mutuamente. Su nivel bajó luego de la frustración de no ir a Rusia. Pero el respaldo del entrenador, más allá de haberlo dejado en el banco de suplentes la primera fecha de esta Superliga ante Atlético Tucumán por una inconducta en la semana previa, seguía firme. El último gol que hizo en Racing, en noviembre pasado ante Gimnasia, lo festejó con una corrida de media cancha para abrazar al Chacho.

En los últimos meses de 2018 y en las primeras semanas de este la relación fue mutando. Centurión ya no era el mismo dentro de la cancha y el entrenador, que siempre relativizó los problemas de conducta fuera del campo de juego, lo empezó a mirar con otros ojos. La salida de Gustavo Bou –con quien compartía concentración, tenían sus lockers pegados en el vestuario y andaban juntos buena parte del día- acentuó esa tensión. El Chacho empezó a notar que su número 10 ya no desequilibraba adentro de la cancha y tampoco tenía el compromiso necesario en el retroceso ni en la recuperación de la pelota. En esta Superliga en la que Racing manda en casi todas las estadísticas ofensivas, el aporte del que se supone su jugador más desequilibrante fue pobre: dos goles (uno de penal a Patronato, otro de cabeza ante Gimnasia) y dos asistencias. Fue titular en 11 de los 18 juegos, ingresó del banco en otros cinco, suplente en un uno y afectado por una lesión en otro.

La historia de Instagram que publicó Centurión tras ser separado del plantel
La historia de Instagram que publicó Centurión tras ser separado del plantel

El dilema de Coudet es que no tiene en todo el plantel otro jugador con esas características de romper líneas y desnivelar en el uno a uno. Para el partido clave del próximo lunes ante Godoy Cruz es una incógnita cómo rearmará el medio campo. Con Augusto Solari expulsado, deberá volver a apostar por Neri Cardozo, que otra vez decepcionó en el Monumental, o sorprender con alguna variante. Quizás apueste por algún juvenil como Alexis Cuello, aunque no es el estilo del entrenador poner a chichos en estas instancias decisivas. Tal vez por eso, también, terminó por bajarle el tono a la decisión que había tomado en la noche del domingo.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.