Dietmar Hamann, el león germano

Es un volante de desplieguey convicción; “Ganar un Mundial es lo mejor que le puede pasar a un futbolista”, dijo
(0)
29 de junio de 2002  

YOKOHAMA, Japón.– Está claro que Alemania lamentará no tener el aporte de Michael Ballack en la final ante Brasil, pero también es cierto que lo que hizo el equipo de Rudi Völler hasta aquí se apoyó, además, en la labor de otros hombres. Lo de Oliver Kahn es conocido y ha sido repetido hasta el cansancio, pero hay jugadores que fueron fundamentales desde una tarea más silenciosa. Al primero que hay que rescatar de ese grupo homogéneo es a Dietmar Hamann, una pieza vital en el medio campo: por su despliegue, por su criterio para desprenderse del balón y por la confianza que transmite a sus compañeros.

El volante de Liverpool, de 28 años, destila firmeza y convicción sobre las posibilidades del equipo alemán para la final de la Copa del Mundo. “Le tenemos respeto a Brasil, pero no miedo. Creo que encontraremos la táctica adecuada para ganar el partido”, asegura. Hamann es una especie de referente para el resto del equipo dentro de la cancha y uno de los que interpreta con más justeza el mensaje de Völler. “La diferencia entre el equipo de tiempo atrás y éste es que tal vez los entrenadores anteriores fueron muy duros con nosotros. El equipo se sentía muy detrás de ellos. Völler tiene una gran experiencia por su carrera como jugador, conoce el camino y nos lo señala a nosotros. Ahora no tenemos un técnico tan duro, sino uno que está más cerca de nosotros, y eso nos ayudó para llegar a la final”, dice.

La moderación con la que se conduce y se expresa no le impide pensar en los grandes sueños: “Ganar un Mundial es lo mejor que le puede pasar a un jugador, y reemplaza cualquier título que se haya conseguido con un club. El mayor premio que tiene un jugador de selección es sentir el orgullo de todo un país, y eso no sólo abarca a los jugadores, sino al cuerpo técnico y a todos los que trabajan para el equipo”.

–¿Cómo lo ve a Brasil?

–Jugó muy bien contra Turquía. En realidad, todo equipo que llega a la final necesariamente hizo bien las cosas. Es cierto que Brasil mostró el juego más vistoso de la Copa, sobre todo en ataque. Crea muchas oportunidades de gol.

–¿Qué diferencia hay entre este equipo y el que consiguió la clasificación en el repechaje?

–En el fútbol, ocho meses es mucho tiempo. Y aquí, en el Mundial, después de estar juntos unos días nos fuimos acostumbrando y buscando objetivos para el grupo. Cuando llegó la hora del primer partido, ante Arabia Saudita, nos sentimos más fuertes, y desde ahí fuimos acumulando fuerza día tras día. Y ahora ustedes pueden comprobar lo bien que estamos.

–En Alemania, la gente está entusiasmada por lo que hizo el equipo y por la final ante Brasil. ¿Eso llegó a ustedes?

–Es muy difícil tener contacto con lo que pasa; acá vivimos prácticamente encerrados. Pero hemos recibido llamados y mensajes por e-mail, y en todos ellos nos anticipaban que jugaríamos la final ante Brasil.

–¿Cuáles son los puntos fuertes de Alemania?

–Tenemos mucho orden y disciplina. Y eso lo demuestra el hecho de que sólo nos hicieron un gol. Nosotros no jugamos el fútbol que juega Brasil. Cuando se juega con un equipo tan diferente del propio, hay que tratar de evitar que ese rival despliegue su juego. El nuestro es un equipo que se basa en las cualidades colectivas y consigue resultados imponiendo sus condiciones.

–No tendrán a Ballack. ¿Cuál es su mejor socio en el medio campo?

–Es una lástima que Michael no esté en la final. El hizo dos goles decisivos para que hayamos llegado a este partido. Pero yo no puedo elegir mi socio en la mitad de la cancha. Eso es algo que le corresponde al técnico, y la decisión que él tome será la correcta.

Dietmar Hamann

Fecha de nacimiento: 27/8/1973.

Lugar de nacimiento: Waldsassen, Alemania.

Peso: 80 kg Altura: 1,89 m.

Club: Liverpool (Inglaterra).

Partidos internacionales: 58.

Trayectoria: Bayern Munich (1989/98), Newcastle (Inglaterra, 1998/99) y Liverpool (desde 1999).

Debut internacional: 15/11/97, en Alemania 3 v. Sudáfrica 0.

Partidos: 46 Goles: 4.

Jeremies va por Ballack

YOKOHAMA (De un enviado especial).– El técnico Rudi Völler comentó que, aun cuando no está completamente recuperado de un golpe en las costillas, el delantero Miroslav Klose no tendrá problemas en actuar ante los brasileños. De manera que la única variante que el equipo germano haría es el reemplazo del suspendido Michael Ballack. Y, según todo lo indica, será Jens Jeremies el que ingrese.

Esto obligará a algunos retoques posicionales. Como Jeremies tiene características mucho más defensivas que el volante-goleador de Bayer Leverkusen que no podrá actuar, ocupará un puesto más retrasado y determinará que Hamann se mueva algo más adelante de lo habitual. Mientras, a Schneider se lo verá más volcado hacia la derecha, básicamente con una función: vigilar las subidas de Roberto Carlos.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?