Disculpe, hasta las 12 sólo se respira Mundial

Por Luis Esnal Corresponsal en Brasil
Por Luis Esnal Corresponsal en Brasil
(0)
26 de junio de 2002  

SAN PABLO.- Menos imitando el nuevo peinado exótico de Ronaldo, los brasileños están preparados para hinchar por su selección de todas las formas posibles en el partido de hoy, a las 8.30, contra Turquía.

Hasta el mediodía, Brasil vivirá un virtual feriado. En las pocas empresas en que no hubo autorización para llegar después del almuerzo, se organizaron para hoy especie de miniestadios , con televisores gigantes y desayunos. Pero en la mayoría directamente se trabajará recién a partir de la tarde.

¿Crisis financiera? Hasta las 12, cuando la Bolsa de Valores de San Pablo vuelva a funcionar tras el receso, no habrá crisis financiera para nadie. Hasta los organismos de atención al consumidor avisaron que únicamente atenderán por la tarde, a pesar de que el partido deberá terminar formalmente a las 10 si no hay alargue. El tiempo que queda entre el fin del partido y la hora de retomar las actividades fue especialmente pensado para el festejo esperado.

El gobernador de San Pablo, Geraldo Alckmin, hasta tuvo que emitir un decreto, alterando el horario de trabajo de hoy. Ningún empleado del gobierno del Estado precisará llegar antes de las 12.30. La misma medida fue tomada en buena parte de los Estados brasileños.

Las expectativa de los torcedores es tan grande, que los diarios ya están hablando de la final Brasil-Alemania. Turquía se convirtió en un mero trámite. Por eso siempre algún realista, en los debates de café, siempre tercia: "¡Hay que evitar los tacos altos!", expresión local que simplemente quiere decir que no hay que agrandarse. Si no fuera el recuerdo de Francia en 1998 y del Maracanazo de 1950, hasta Alemania ya estaría quedando chica frente al sueño de ¡pen-ta-cam-peao! de los brasileños.

Camisetas y banderas a la venta en todas las esquinas; bombas de estruendo, cornetas, matracas, gorros. Lo único que no se ve en las calles son brasileños imitando el corte de pelo indefinible de Ronaldo, que se convirtió en asunto nacional. Algunos medios brasileños se preguntan si después de haber resuelto sus problemas en la rodilla ahora está con problemas en la cabeza como para hacerse semejante mamarracho.

Los bares, restaurantes y hasta gimnasios se las ingeniaron con promociones para atraer clientes en un horario tan atípico. Algunos, pensando en el horario, ofrecieron desayunos a la brasileña, con frutas, huevos revueltos, tocino, jugos y demás, por un valor fijo. A otros, como en el bar Academia de Niteroi, de Río de Janeiro, no les importó demasiado el horario: anunciaron que durante el partido ofrecerán el cocktail da copa , con licor de menta, vodka, jugo de ananá y leche condensada. Porque si Brasil gana, los brasileños podrán llegar al trabajo en cualquier estado... si es que llegan y no se quedan festejando en la Avenida Paulista o en la Avenida Atlántica frente al mar de Ipanema, gritando una vez más que Deus é brasileiro . Y si la victoria no llega, pensarán, quién les quita lo sambado...

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.