Dos enfoques: una igualdad con matices

En Rosario, Newell’s se lamentó por el empate 2 a 2 con Vélez, que festejó la unidad; el equipo de Liniers mantiene la esperanza en la lucha por el título
(0)
26 de abril de 2004  

ROSARIO.– Abrazado a su amor propio, sacando fuerzas de donde pudo y con el botín mágico de Rolando Zárate, que convirtió dos golazos de tiro libre, Vélez rescató un empate frente a Newell’s en el Parque de la Independencia. Fue un entretenido 2 a 2.

El equipo local, que llevó el peso del partido durante todo su desarrollo, se puso en ventaja dos veces por intermedio de Guillermo Marino, pero desperdició varias situaciones de gol que le hubieran otorgado una ventaja merecida.

La presión de Newell’s dio sus frutos en el arranque del partido: a los tres minutos ya estaba en ventaja, tras un centro de Rosales que Marino desvió en el área chica ante la presencia de Peratta. El conjunto rosarino dominaba a voluntad frente a un Vélez que mostraba estar quebrado, como si la goleada sufrida frente a Maracaibo por 4 a 2, que lo eliminó de la Copa Toyota Libertadores, hiciera aún mella en su ánimo. Sin embargo, Rolando Zárate se encargó de espantar todos los fantasmas a los 9 minutos, luego de marcar desde el borde del área chica un tiro libre espectacular al ángulo defendido por Palos.

Se rehízo Newell’s y retomó el dominio, que si bien no era tan claro como en el comienzo ofrecía una actitud más saludable que Vélez. A los 39 minutos, tras un gran achique de Peratta ante Vásquez, Marino aprovechó el rebote y puso el 2 a 1.

Pero Zárate, tozudo, a los 42, y casi desde el mismo lugar que el anterior tiro libre, esta vez eligió poner la pelota en el otro ángulo, por encima de la barrera, para marcar el 2 a 2.

Newell’s fue con todo en el segundo tiempo. Dilapidó varias ocasiones, mientras Peratta se encargó de cerrar el arco.

Tuvo sus posibilidades el local, pero falló siempre en el área, un mal que no puede resolver. Además, cada vez que encontró el mejor camino, Peratta fue determinante en salvar a su arco. En dos ocasiones le tapó el grito a Julián Vásquez. El arquero y con el goleador Zárate, fueron decisivos en el resultado, más allá de la superioridad que siempre mostró Newell’s.

Vélez, ya con diez hombres por la expulsión de Alcaraz, enfrió el desarrollo, puso un cerrojo en el fondo e hizo todo el tiempo posible con jugadores que se quedaron en el césped ante cada roce, como viejos vicios coperos. Así se aferró a un empate que lo remendó del golpe mortal del último jueves.

LA RACHA

Seis partidos sin éxitos

Vélez no derrota como visitante a Newell’s desde el Clausura 98, cuando venció por 1 a 0, con un gol de Patricio Camps. Pasaron cuatro empates y dos derrotas.

LA FIGURA

Zárate sigue de festejo

Rolando Zárate convirtió dos golazos de tiro libre. El primero, con un remate al palo del arquero; el segundo, por arriba de la barrera. El goleador fue decisivo.

EL APOYO

Todos con Maradona

El plantel de Newell’s ingresó en la cancha con una bandera que rezaba "Fuerza Diego". El ex Nº 10 actuó en el club rosarino. El público se sumó al apoyo.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.