En Quito. Ecuador sufrió hasta el final, pero triunfó