srcset

Efemérides

Efemérides. 16 de abril: Independiente bicampeón, cuando el Rojo empezó a darle forma a la mística copera

Juan Manuel Trenado
(0)
16 de abril de 2019  • 09:05

Independiente se convirtió en el primer equipo argentino campeón de la Copa Libertadores y lo hizo por partida doble con el título de 1965. De alguna manera aquel bicampeonato conseguido del 15 de abril fue el que empezó a apuntalar la leyenda de los brazos en alto y la mística copera.

En la final, tras ganar el primer partido por 1 a 0 con un gol de Raúl Bernao el 9 de abril, Peñarol se quedó con el desquite en Montevideo tres días después (ganó 3 a 1).

Roque Avallay al ataque: el delantero marcó el tercer gol de Independiente en la final en Santiago.
Roque Avallay al ataque: el delantero marcó el tercer gol de Independiente en la final en Santiago. Fuente: Archivo - Crédito: LA NACION

Eran tiempos en los que la diferencia de gol no contaba. De haberse jugado con los reglamentos actuales, los uruguayos hubieran sido campeones.

A los 37 minutos del segundo tiempo, Mura marcó el cuarto gol e Independiente se sintió campeón; sufren los defensores de Peñarol.
A los 37 minutos del segundo tiempo, Mura marcó el cuarto gol e Independiente se sintió campeón; sufren los defensores de Peñarol. Fuente: Archivo - Crédito: LA NACION

Pero en esa época se jugaba un tercer partido en una cancha neutral. Viajaron a Santiago, Chile, para el encuentro definitivo. Allí, con 48.000 espectadores, se impuso el Rojo, con goles de Carlos Pérez (en contra), Raúl Bernao, Roque Avallay y Osvaldo Mura.

La mística de los brazos en alto: Mori, Decaria, Bernao, Avallay, Mura y Navarro.
La mística de los brazos en alto: Mori, Decaria, Bernao, Avallay, Mura y Navarro. Fuente: Archivo - Crédito: LA NACION

El equipo volvió Buenos Aires en un vuelo de Air France. Pese al frío y la lluvia torrencial, la marea roja viajó en caravana desde Avellaneda e invadió Ezeiza para recibir a los campeones. Los festejos siguieron hasta la madrugada.

Pese a la lluvia torrencial, los hinchas de Independiente acudieron a Ezeiza a recibir al equipo a su regreso de Chile.
Pese a la lluvia torrencial, los hinchas de Independiente acudieron a Ezeiza a recibir al equipo a su regreso de Chile. Fuente: Archivo - Crédito: LA NACION

La presencia del público fue tan desbordante que rompieron el cordón policial y varios llegaron hasta las escaleras del avión, dificultando el descenso de los jugadores.

El avión de Air France ya llegó a Ezeiza; en las escalinatas se puede ver a un joven Julio Grondona, que con 33 años era presidente de Arsenal; arriba, Pepe Santoro toca la Copa.
El avión de Air France ya llegó a Ezeiza; en las escalinatas se puede ver a un joven Julio Grondona, que con 33 años era presidente de Arsenal; arriba, Pepe Santoro toca la Copa. Fuente: Archivo - Crédito: LA NACION

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?