El abrazo menos pensado de Pavón

Christian Leblebidjian
Pavón convirtió y fue hasta el banco a abrazar a Tevez
Pavón convirtió y fue hasta el banco a abrazar a Tevez Crédito: Captura de TV
(0)
2 de febrero de 2019  • 23:59

Hay gestos, señales, que el fútbol agradece. Un abrazo es una de ellas. Simboliza el trabajo en equipo, el agradecimiento, la forma genuina de reflejar que nadie gana un partido solo. Cristian Pavón sintió un desahogo importante tras el 1-0 de Boca ante San Martín y fue corriendo hacia el banco de suplentes para abrazarse con… Carlos Tevez. Pavón tenía motivos para festejar el gol: desde que volvió del Mundial de Rusia que nunca fue el mismo que rompía las defensas rivales con velocidad, explosión y determinación.

Quizás Pavón no pensó mucho su reacción, se dejó llevar por la última frase del ídolo: "Hoy vas a hacer un gol. Vení y festéjalo conmigo", le dijo justo en una semana donde el N° 10 generó una fuerte polémica por sus críticas a Barros Schelotto, el DT saliente, al mismo tiempo que intentó marcarle la cancha a Alfaro, el DT entrante.

Pavón no pensó que su "abrazo" podría alimentar reacciones de un líder negativo que, egoísta ante el paso del tiempo, no le gusta perder el puesto con compañeros que pueden darle a Boca resultados que él ya no pudo repetir en los últimos tiempos, así como explotó en 2003 y como pudo hacerlo, con muy buen rendimiento, hasta 2016.

Pavón tenía a varios posibles destinatarios de un abrazo: Guillermo Barros Schelotto, el DT que lo potenció, lo sostuvo y lo hizo cotizar en 50.000.000 de euros (está en Estados Unidos, pero bien podría haber realizado un saludo a la distancia); Mauro Zárate, que le dio una muy buena asistencia para dejarlo en una posición favorable para convertir el gol; hasta Gustavo Alfaro, que declaró públicamente no bien llegó que uno de sus principales objetivos es "recuperar al mejor Pavón" (si Alfaro resolvía que el wing debía ser suplente nadie se lo podría haber discutido). Pavón sí le dio un abrazo simbólico a Rubén Forestello, técnico de San Martín, a quién le agradeció que lo hizo debutar en la primera de Talleres, y por eso le regaló la camiseta de Boca. Ese "abrazo" valió más que el que le dio a Tevez.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.