El bochorno desnudó la interna de los referís

En la reunión que, por las polémicas, realizó hoy la comisión de árbitros, Blatter pidió dejar de lado las disputas; renunció el español Villar
En la reunión que, por las polémicas, realizó hoy la comisión de árbitros, Blatter pidió dejar de lado las disputas; renunció el español Villar
Claudio Mauri
(0)
23 de junio de 2002  • 11:21

TOKIO.– Por estas horas el Mundial tiene como epicentro las reuniones de traje y corbata y no las piruetas de pantalones cortos y pelota de por medio. El escándalo de los arbitrajes en el Mundial Corea-Japón 2002 acosa a la Federación Internacional del Fútbol Asociado (FIFA). Y los problemas que existen dentro de la comisión de árbitros se agigantaron con tantas controversias.

Mientras el presidente de esa comisión, el referí turco Senes Erzik, admitió que se produjeron algunas fallas en ciertos partidos, la bochornosa actuación de los jueces desnudó una interna que al parecer es feroz dentro del cuerpo que designa a los árbitros.

Y a esas diferencias apuntó hoy el presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, al que le bastaron sólo cinco minutos para poner los puntos sobre las íes. En el lujoso hotel Westin, de esta ciudad, se desarrolló la reunión de la comisión de árbitros, en la que el español Angel María Villar presentó su renuncia.

En medio de un encuentro que duró una hora y media, Blatter ingresó por sólo cinco minutos y alertó a los representantes de los jueces que no se traslade la interna de las agrupaciones de los diversos continentes al Mundial y que “elijan a los más capaces”, según trascendió aquí.

La recomendación del máximo dirigente del fútbol mundial, que se volcó hacia la advertencia, mostró el grave problema por el que atraviesa el citado cuerpo: los enfrentamientos entre los representantes de los distintos continentes.

En la reunión de hoy, que contó con la participación de diez de sus miembros, estuvo el argentino Juan Carlos Loustau, inspector y evaluador del organismo.

No se habían efectuado anuncios sobre la realización de este encuentro. “Cuanto mayor sea el perfil bajo, mejor. Se habla mucho sobre el escándalo de Corea–España”, se comentó tras la reunión.

Si bien se indicó al comienzo del mitin que no se realizarían declaraciones, el español Villar, que a su vez es el presidente de la Federación Española de Fútbol, hizo mención a su dimisión. “Me reservo las causas de mi decisión. No sé si aceptaron mi renuncia o no. Yo me fui y ya está. No pertenezco más porque yo lo decido. Acá hay cuestiones más profundas que el arbitraje de ayer”, comentó en alusión al polémico desempeño del egipcio Gamal Ghandour, que favoreció a los coreanos, por los cuartos de final.

Justamente, sobre la eliminación, Villar agregó: “Estoy triste porque España fue perjudicada. Le quitaron la oportunidad histórica de estar en las semifinales. La eliminaron por errores de los árbitros, no por temas deportivos. Corea fue beneficiada ayer y en los partidos anteriores. ¿Si fue un robo? En el fútbol se usa mucho esa palabra, pero prefiero no utilizarla”.

Al despedirse, Villar, que perteneció durante cuatro años al comité de árbitros, indicó: “Es lamentable que se hable de todo esto y que se les quite trascendencia a los verdaderos protagonistas del fútbol: los jugadores”.

Rattalino iría a la final

TOKIO (De un enviado especial).– El juez de línea Jorge Rattalino tiene muchas posibilidades de actuar en el partido final del Mundial, en el que dirigiría el italiano Pierluigi Collina.

En tanto, para las semifinales los árbitros serán los siguientes: Alemania v. Corea, el suizo Urs Meier (con el francés Frederic Arnault y el checo Ezven Amler como asistentes), mientras que en Brasil v. Turquía arbitrará el danés Kim Milton, con los líneas Macieji Wierzbowski (Polonia) e Igor Sramka (Eslovaquia).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.