El cambio arrancó con un triunfo para Independiente

Tras la salida de Trossero y con la llegada de Bochini y Clausen venció por 1 a 0 a Chicago
Francisco Schiavo
(0)
8 de diciembre de 2001  

En la cancha, el vértigo y la entrega de los jugadores fue el común denominador de un partido entretenido y cargado de situaciones de peligro; en las tribunas, la indiferencia contagió a los hinchas de Independiente tras la partida de Enzo Trossero y la llegada de Ricardo Bochini y Néstor Clausen, mientras que entre los simpatizantes de Nueva Chicago el voto de confianza recibió a Héctor Enrique y a José Luis Brown.

Duelo de campeones del mundo en el banco de suplentes. Duelo de necesidades dentro del campo de juego, donde ambas parejas técnicas presentaron esquemas diferentes a los que estaban habituados sus flamantes dirigidos.

La línea de tres defensores fue la elegida por unos y otros, pero la diferencia entre el conjunto local y el visitante quedó reflejada en la forma de atacar: Independiente se apoyó en la dinámica que le entregaron los tres delanteros (Diego Forlán, Matías Vouso y Andrés Silvera); Nueva Chicago fue más cauteloso y colocó cuatro volantes, un enganche y dos delanteros.

Así, en el primer intercambio de golpes propuesto por ambos equipos en los primeros 15 minutos, Independiente sacó ventaja con el gol del recuperado Silvera, que conectó de cabeza un centro de Vouso. La respuesta de los visitantes demoró apenas dos minutos, pero el remate de Martín Mandra dio en el travesaño y generó el lamento de los hinchas de Mataderos. Lo mismo sucedió con otro cabezazo de Silvera, tres minutos más tarde.

Tras ese período de continuas llegadas, el partido se aplacó. Chicago inquietó por el sector izquierdo con los encuentros de Christian Gómez y Julián Kmet, mientras que Independiente eligió el contraataque como arma principal para aumentar, pero ni uno ni otro lograron el resultado esperado.

Esta condición continuó en el segundo tiempo, en el que se mantuvieron las situaciones de riesgo y alguna que otra acción individual de lujo levantó a los hinchas de las butacas. Vuoso, Ariel Jesús y Silvera estuvieron cerca de aumentar, pero las buenas intervenciones de Walter Cáceres y Ariel Rocha impidieron que el festejo recorra nuevamente Avellaneda.

El cierre le devolvió la sonrisa a Independiente y les dejó un sabor agridulce a los simpatizantes de Nueva Chicago.

El plantel, en pie de guerra

Hay seis jugadores que están sin contrato en Independiente: Mariano Pernía, Gastón Galván, Javier Páez, José Zelaye, Gabriel Milito y Juan Carlos Ramírez. La desafectación de cuatro de ellos determinó la renuncia de Enzo Trossero.

El plantel está molesto con los dirigentes y si antes de que finalice el Apertura no hay una solución, está analizando no viajar a la pretemporada. Anoche, Andrés Ducatenzeiller, secretario general, dijo que Víctor López no seguirá en el club y que la situación de Ramírez se resolverá la semana próxima.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.