El campeón Racing no recibió goles de pelota parada: ¿cómo defendió cada equipo en la Superliga?

Donatti, una garantía en el juego áereo de Racing
Donatti, una garantía en el juego áereo de Racing Fuente: LA NACION
Christian Leblebidjian
(0)
8 de abril de 2019  • 23:59

"¿Es cierto que alguien le contó a Gustavo Alfaro que vos ibas a tirar el achique en una jugada?", le preguntaron al DT de San Lorenzo hace unos días en una entrevista con Fox Sports Radio. Y Jorge Almirón dijo: "Lo que pasa es que hoy es muy difícil ocultar algo. Y por eso muchos entrenadores optan por no entrenar algo y hacerlo directamente en los partidos. Yo no puedo. Si yo les pido a mis jugadores "vamos a achicar en esta jugada", lo tengo que practicar en la semana. Cuando dirigía Alfaro a Huracán y yo dirigía a Lanús nosotros marcábamos en una zona baja en los tiros libres y ellos metían a sus jugadores entre los nuestros para habilitar. Entonces vi a Boca hacerlo hace poco contra Lanús. Y pensé bueno, vamos a achicar en esta jugada. Y cuando lo estamos haciendo veo que pica uno de atrás. Me pasó cuando estuve en Independiente. Alfaro estaba dirigiendo a Tigre, una jugada similar y arranca corriendo de atrás el Chino Luna, desde afuera del área, y hace el gol. Estaba habilitado, pero cobró off-side. Qué raro Luna picando desde afuera del área! Dije. ¡ Este tipo sabía! En la misma jugada me di cuenta que él sabía que íbamos a tirar el achique. Y nos pasó ahora con Boca de vuelta. Hay muchos espías".

Cada DT se las arregla para, cada vez, tener más información de lo que puede llegar a hacer el rival: el estudio del adversario incluye desde los software más avanzados hasta las viejas prácticas de colar un colaborador o espía en las prácticas del equipo contrario. El caso más público fue lo que le pasó a Marcelo Bielsa en la Championship de Inglaterra, pero que no se sepan o hayan agarrado a nadie infraganti en el fútbol argentino no quiere decir que no existan. Racing tuvo goles de pelotas paradas a favor porque -por esa vía- marcó 6 de sus 43 goles. Pero el plus lo tuvo también a la hora de marcar.

El Ciclón de Almirón tiró el achique en el Bombonera y casi convierte Mas para Boca rompiendo la línea defensiva llegando desde atrás
El Ciclón de Almirón tiró el achique en el Bombonera y casi convierte Mas para Boca rompiendo la línea defensiva llegando desde atrás Fuente: LA NACION

El líder terminó invicto en el rubro. Ninguno de los 16 tantos recibidos fueron por esa vía. ¿Cómo defiende? Eduardo Coudet ubica dos libres (Licha López + Cvitanich -o Cristaldo-), cinco marcas personales (Saravia, Sigali, Solari o Neri Cardozo, Marcelo Díaz y Donatti); tres rebotes (Zaracho, Soto y Pol Fernández). La Academia es otro equipo que, aun poniendo a todos sus futbolistas en posición defensiva, logra ser peligroso a la salida de estas pelotas con transiciones a velocidad luz, como sucedió en el gol de Cvitanich a Aldosivi, en Mar del Plata: el Nº 9 fue quien rechazó (como uno de los libres) y luego terminó definiendo con clase en el área rival para el 3-1.

Hay estudios y espías, pero también está lo que aparece a la vista de todos, en el campo de juego. ¿hombre a hombre o en zona? ¿Qué sistema de marcación para las pelotas paradas domina en la Superliga? De los 26 equipos, 20 optaron por el sistema de marcas personales en los tiros libres y córners; 5 eligieron la zona y 1 el estilo mixto, con tres marcas personales y el resto cubriendo la zona.

Está claro que ninguna estrategia garantiza el resultado. Se gana y se pierde defendiendo de ambas formas. Las elecciones tienen que ver muchas veces con el contexto. Y con los gustos. Cuando Alfaro llegó a Boca buscó un cambio. Si Guillermo Barros Schelotto prefería la zona, él cambió por el hombre a hombre. Y poniendo a todos sus jugadores a defender esas jugadas. No deja a nadie para los contraataques, pero así y todo planifica ser peligroso de contragolpe con salidas rápidas desde los hombres que están en la posición del rebote y la veloz aceleración de los que estaban marcando en su propia área. Por eso no sorprendió que de un tiro libre lateral de Tolima, por la Copa Libertadores, llegara una rápida respuesta con transiciones rápidas para el 3-0 de Zárate.

Defensa en "zona" de Newells: córner de Ferreira y gol de cabeza de Martínez Quarta para River
Defensa en "zona" de Newells: córner de Ferreira y gol de cabeza de Martínez Quarta para River Fuente: LA NACION

Por ejemplo, ante Tolima, repitió la marcación que aplica en la Superliga con dos libres (Benedetto + Nández), más un tercer hombre para tomar el primer palo o ser un tercer futbolista libre (Buffarini); cinco marcas (Izquierdoz, Mas, Marcone, Licha López y Zárate) y dos rebotes: Tevez + Villa. El contraataque que finalizó en el tercer gol involucró un rechazo de Benedetto, y luego las aceleraciones de Villa, Tevez y Zárate, que había arrancado marcado en su área y terminó definiendo con clase en la otra.

River, con Marcelo Gallardo, suele tener una marcación parecida: Dos libres a la pelota (Borré + Pratto), un libre adicional junto al primer palo (Nacho Fernández), cinco marcas (Ponzio o Zuculini, Montiel, Pinola, Martínez Quarta y Angileri) y dos rebotes: Enzo Pérez y Quintero.

Los equipos que eligen la "zona" como sistema son Godoy Cruz (3 goles recibidos de pelotas paradas, uno de ellos de cabeza), Huracán (6; dos de cabeza); Newell's (6; cuatro de cabeza), San Martín de Tucumán lo hacía con Coyette (7 goles recibidos, 2 de cabeza) y Tigre: El equipo de Victoria es a quien más le convirtieron de pelota parada: 11 (5 de ellos de cabeza).

Pero el segundo equipo más goleado en ese rubro es Patronato, y marca hombre a hombre: recibió 9 de sus 37 tantos de pelota parada (4 de ellos de cabeza). A favor de Sciacqua, hay que decir atacando también hizo 10 (ocho de cabeza) entre tiros libres y córners, por buenos cabezazos y también por la pegada de Gabriel Carabajal (autor de los goles salvadores ante Argentinos), un especialista.

Eligen la marcación "hombre a hombre": Argentinos (recibió 6 en la Superliga; cuatro de cabeza), Lanús (6; cuatro), Atlético Tucumán (6; tres), Colón (6; dos), Independiente (6; uno), Gimnasia (6; todos de cabeza), Talleres (6; cuatro), Vélez (6; cuatro), Belgrano (5; tres), River (5; dos), Aldosivi (4; tres), Banfield (4; dos), Defensa y Justicia (3; uno), San Martín de San Juan (3; uno), Rosario Central (2; uno), Unión (2; uno), Boca (2; uno) y Estudiantes, que solo recibió uno.

Marcación mixta tiene San Lorenzo desde la llegada de Almirón. Antes, con Biaggio, lo hacía hombre a hombre. Tres toman marcas y el resto defiende una zona. La particularidad en este caso es que, como Monetti no suele ser un arquero "salidor" en los tiros libres frontales y espera en lugar de "atacar la pelota", ubica su línea defensiva más metida, a la altura del punto penal, aunque el tiro libre del adversario sea casi cercano a la mitad de la cancha.

Decisiones, estilos, gustos, búsquedas de sorprender al rival. Las pelotas paradas son importantes en la Superliga, a favor y en contra. Que lo diga Racing, que le sacó provecho a favor pero (sobre todo con Donatti y Sigali) blindó el juego aéreo de su área.

Cuando el River de Gallardo sufría con el juego aéreo rival

Las pelotas paradas son uno de los varios puntos de referencia que los entrenadores tienen en cuenta para planificar los partidos, no es que todo nazca y muera en ese recurso. Pero cuando un equipo tiene como virtud hacer goles por esa vía, trata de potenciarlo. River sufrió hace un tiempo varios goles de pelota parada (fueron 5 en la Superliga), pero también en la Copa Libertadores 2018 (recibió 3, dos de ellos de cabeza). Cuando en el último receso le preguntaron a Gallardo por el tema, respondió: "Es cierto que tuvimos dificultades, muchas veces tiene que ver con la concentración a la hora de defender. Pero tampoco es algo que nos debe traumar. Si no, en cada libro de pases incorporaríamos jugadores que miden 1m90. Y no se trata solo de eso".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.