El campeonato terminó en cero

En el último partido del certamen y a tono con el escaso vuelo general, Godoy Cruz y Arsenal igualaron sin goles y sin emociones en Mendoza
(0)
15 de diciembre de 2009  

MENDOZA.- Si el torneo Apertura en general no tuvo un nivel aceptable, el cierre, a cargo de Godoy Cruz y de Arsenal, estuvo a tono con ese concepto. Ante un estadio Islas Malvinas que quedó enorme, ambos equipos igualaron 0 a 0 y se fueron del campeonato en el más absoluto silencio.

Una evaluación algo más profunda y detallada permitirá decir que Godoy Cruz fue más. Hablamos de trazos gruesos, porque lo del equipo dirigido por Enzo Trossero se dio con desorden, con dificultades, las mismas que mostró durante casi todo el torneo. Los problemas de Godoy Cruz están en la gestación del ataque y en la resolución de las pocas jugadas de gol que crea. De hecho, aunque nadie confirmó gestiones oficiales, hacia allí apuntarán los dirigentes para el próximo campeonato, en busca de una campaña que deberá ser muy buena para que el conjunto de la privincia cuyana pueda continuar en la máxima categoría del fútbol argentino.

Godoy Cruz contó con tres ocasiones interesantes para alcanzar una ventaja que nunca llegó. Sobre todo, su empuje se vio en los primeros 20 minutos del partido. Allí fue que impresionó un poquito mejor que su complicado adversario.

Pero bastó que Arsenal consiguiera asentarse en la defensa para que el juego se hiciera decididamente chato, sin alternativas atractivas. El partido entró en un pozo, se volvió aburrido. La pelota empezó a transitar mayormente en la mitad del terreno y las áreas quedaron prácticamente como decoración.

El conjunto medocino contó con dos oportunidades en los pies de Daniel Vega y otras tantas en los de Cristian Chávez, pero no pudo vencer la resistencia de Cristian Campestrini, que en el segundo tiempo se cansó de descolgar centros. Claro, Godoy Cruz intentaba de cualquier forma engrosar su flaco promedio con una victoria, aunque mal no fuere, fortuita.

Arsenal contó con alguna ocasión de Javier Yacuzzi y un par de aproximaciones de Franco Jara, pero no tuvo más. Su juego parece estar preparado para contener rivales casi con exclusividad y esperar luego el milagro de alguna escapada exitosa.

Se hizo largo el encuentro. Muy largo entre tanto tedio. Arsenal, poco ambicioso, no pudo encadenar la tercera victoria seguida en el final del torneo. Y Godoy Cruz terminó sin despejar las dudas de todo el semestre. Así, con poco, se terminó todo.

  • Sin incentivos, la concurrencia fue muy pobre

    En un partido sin atractivos y con el campeonato definido, la gente de Mendoza le dio la espalda al choque entre Godoy Cruz y Arsenal. Apenas unas 7000 personas hicieron que el estadio Islas Malvinas quedara gigante para la ocasión.
  • EL DATO

    El empate que faltaba para la estadística

    Arsenal y Godoy Cruz habían ganado dos partidos cada uno en el historial, y recién ayer se produjo el primer empate entre ambos. Arsenal sumó su cuarto cotejo invicto como visitante.

    EL FUTURO

    Vuelve Torrico, pero varios se irán de Mendoza

    El arquero Sebastián Torrico, actualmente en Argentinos, volverá a Godoy Cruz para el próximo torneo. Se irá Luis Lobo, pero no será el único, según trascendió.

    LA CUENTA

    Muy comprometidos para el próximo campeonato

    La pobre campaña del equipo mendocino les hizo sacar cuentas a los dirigentes de cara al próximo torneo. Y concluyeron que para seguir en primera tendrán que sacar, al menos, 30 puntos. Complicado.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.