El corazón de Pupi Zanetti, a disposición de los niños

Unas 7000 personas asistieron a Banfield para divertirse y colaborar con la fundación del defensor de Inter
(0)
28 de diciembre de 2009  

¿Qué tienen en común el Loco Mariano Dalla Líbera; el actor Nicolás Cabré; el jefe del gobierno porteño, Mauricio Macri, y el zaguero colombiano Iván Ramiro Córdoba? A simple vista, no mucho, prácticamente nada. Sin embargo, todos ellos, al igual que muchos otros personajes de mundillos disímiles [futbolístico, artístico o político] se aunaron en la soleada y calurosa tarde de ayer para ayudar -y apoyar- a Javier Zanetti y a su mujer, Paula, en una nueva tarea solidaria, esta vez en Banfield, la casa del último campeón argentino y donde Pupi dio sus primeros pasos en la máxima división. Porque como sucede año tras año, desde hace siete temporadas, el jugador de Inter, de Italia, aprovechó el receso navideño y organizó un partido para generar recursos económicos que permitan acrecentar el modelo que la Fundación Pupi sostiene desde hace casi una década, promoviendo la inclusión social de niños y familias necesitadas.

El resultado final fue más que positivo. Unas 7000 personas celebraron las buenas intenciones de Zanetti, aplaudieron los pincelazos del uruguayo Enzo Francescoli y las estiradas de Sergio Goycochea, se divirtieron cuando Cabré -fanático de Vélez y protagonista del programa Botineras - o el humorista Fierita intentaban encontrar oxígeno luego de algún pique, y bailaron con la música que surgió desde los enormes parlantes y los redoblantes de una murga. Algunos concurrentes, la mayoría banfileños, aprovecharon el clima bullicioso para enviar mensajes, aunque no tuvieran que ver con lo que se ofrecía en el campo, como esa bandera en la popular lateral que rezaba ? Fuerza, Sandro, Banfield está con vos´ .

Como pasa siempre, el resultado no fue lo trascendente. Pero hubo figuras y, como nunca nadie quiere perder, el juego fue entretenido y sobraron los lujos. Fue como una suerte de fútbol sin tiempo, dividido en dos períodos de 30 minutos cada uno. Donde el impecable Fernando Redondo y Jorge Patrulla Jiménez ensayaron paredes con Germán Denis (Napoli), Lucas Barrios (Borussia Dortmund) y Bruno Marioni. Donde Mariano Andújar (Catania) se esforzó para brindar seguridad en el arco. Donde Roberto Trotta y Diego Placente (Bordeaux) defendieron y prolongaron el circuito de la pelota con Gustavo Barros Schelotto, Néstor Ortigoza y Gabriel Hauche (ambos de Argentinos). Donde el Pirata Adrián Czornomaz y Raúl Edmundo Wensel intentaron demostrar que el paso del tiempo no les quitó potencia ofensiva. Donde Ricardo La Volpe y Oscar López aportaron unas pocas indicaciones desde los bancos de suplentes. También hubo donaciones de distintas empresas y hasta una invitación del club Tecos para repetir la experiencia solidaria en México. En definitiva, otra tarde emotiva, con la figura de Zanetti como el mentor de un acto para aplaudir.

  • "La respuesta siempre es maravillosa"

    "Es una satisfacción inmensa poder llevar esto adelante cada año y es siempre maravillosa la respuesta de la gente. Hacía mucho que no pisaba la cancha de Banfield y quiero agradecerles a los dirigentes por facilitarnos el estadio. Estoy muy feliz por el título que obtuvo el club", dijo Javier Zanetti.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.