El crudo análisis de Bielsa y lo que dijo sobre su continuidad tras una nueva decepción con Leeds

Bielsa analizó la derrota de Leeds, que no pudo ascender
Bielsa analizó la derrota de Leeds, que no pudo ascender
(0)
15 de mayo de 2019  • 21:49

Su rostro evidenciaba el dolor de no haber logrado el ascenso. De haber estado tan cerca con Leeds de acceder a la Premier League de manera directa, o a través del playoff que entregaba un tercer boleto. Pero no pudo ser. Con la seriedad que lo caracteriza, y eligiendo cada palabra, Marcelo Bielsa brindó una conferencia triste, donde habló de merecimientos, de frustraciones y de dolor por no haber logrado el objetivo.

"Frente a tanto dolor y decepción, es innecesario analizar. Lo que sucedió durante la temporada, los partidos que nos hubieran permitido resolver de mejor manera nuestras posibilidades, no logramos concretarlas por las mismas situaciones del partido de hoy", evaluó.

Cuando un equipo generoso fracasa, reclaman mezquindad. Pero los peores momentos del partido fueron cuando fuimos mezquinos. Y los mejores, cuando fuimos protagonistas.
Marcelo Bielsa

Sin embargo, luego sí analizó la derrota por 4 a 2 ante Derby County: "Lo natural en el primer tiempo era que hubiéramos terminado con uno o dos goles más. Ahí fue donde deberíamos haber sacado más diferencias. Y terminamos empatados. Y en el segundo tiempo fue un partido que se rompió rápidamente, las llegadas del rival fueron gol, y las llegadas nuestras no. No tiene sentido explicarlo, pero en el segundo tiempo las opciones fueron iguales para los dos equipos."

Ante la consulta acerca de un tramo de 20 minutos donde se vio al Leeds desordenado, Bielsa consideró: "Los partidos son una totalidad. Tal vez cierta mezquindad es la que se le reclama a los equipos generosos cuando no triunfan. O que usted llama acertadamente falta de control, los entrenadores debemos resolverlo proponiendo estructuras sólidas. Yo imaginé una forma de evitar desequilibrios defensivos. Nosotros jugamos con seis defensas, pero coincido en que hubo 20 minutos de desorden. Yo observé eso, pero no imaginé soluciones. Probablemente, insisto, cuando un equipo generoso fracasa o decepciona, reclaman mezquindad. Pero si usted observa, los peores momentos del partido nuestro fueron cuando fuimos mezquinos. Y aún con un hombre menos, los mejores momentos fueron cuando fuimos protagonistas. Pero insisto: cuando hay que explicar derrotas y decepciones es muy difícil tener autoridad y razón. Hay muchos argumentos para considerar, que tampoco me parece adecuado elegir este momento para recorrerlos."

Más tarde volvió sobre este tema. Y agregó: "El señor dijo algo que a mi no se me va a olvidar de este partido. Dijo que el equipo tuvo 20 minutos de descontrol. Yo vi lo mismo que vio él. Pero no lo pude resolver. Entonces mi tarea de eso se trata. Sobre todo cuando los problemas son estructurales o de momento. Yo le contestaba al señor que los partidos no son segmentos sino una totalidad, pero cuando en este estado de ánimo en el que están los destinatarios de nuestro trabajo, a nadie le importan las explicaciones. Llega un momento que la teoría se acaba, porque la ilusión era tan grande que no hay forma de disimular el dolor que produce la decepción."

El Loco aprovechó para agradecer el aliento de los hinchas ("Toda la temporada el equipo se sostuvo, entre otros argumentos, por el apoyo de su público"), y eludió responder acerca de su futuro ("Responder eso en este momento no es lo conveniente. De todas maneras, el procedimiento, como ustedes saben, es claro: si el club me ofreciera la continuidad yo debería escuchar las condiciones y responder"), aunque cabe destacar que su contrato cumina a mediados de 2020.

Si se tienen recursos y material para obtener algo que no se obtiene, si superan las dificultades que se tienen que superar, y se está en condiciones de acceder y no lo hace, hay que asumir las culpas
Marcelo Bielsa

Bielsa destacó la entrega de sus dirigidos: "Lo que los jugadores le ofrecieron al club en esta temporada va a ser valorado con el tiempo. No lograr objetivos que estuvieran tan cerca dejan una sensación decepcionante. Peor hay otra forma de mirar, que es evaluar qué porcentaje de potencialidad de estos jugadores se pusieron de manifiesto durante el año. Y que tipo de dificultades tuvo que enfrentar este año el equipo."

La frustración de no lograr el objetivo atravesó la conferencia de prensa. Fue un tema recurrente al cual el rosarino volvió en varios tramos: "Respecto de la entrega de los jugadores, ha sido máxima. Y yo en alguna otra oportunidad lo comenté. Es muy difícil que ustedes vean a todos estos jugadores jugando al mismo nivel durante todo el año. Y respecto de las dificultades, fueron tan variadas, que hacer referencia a eso siempre va a parecer una justificación a no haber conseguido los objetivos. Pero paralelamente, también digo, que nosotros estábamos en condiciones de salir primeros o segundos, y también en condiciones de demostrar que eramos el mejor equipo de los cuatro de los playoffs. Ni salimos primeros o segundos, ni llegamos a la final del playoff. Evidentemente hay errores que impidieron que esto sucediera. Y más allá de las dificultades que resolvimos, no haber conseguido algo que era accesible, siempre deja al que conduce en entredicho. Porque si usted tiene recursos y material para obtener algo que no obtiene, si supera las dificultades que tiene que superar, y está en condiciones de acceder y no accede, hay que asumir las culpas. "

Las dificultades que superó este equipo invita a pensar de que llegó más lejos de lo que podía. Pero no es cierto. Leeds mereció salir primero o segundo, y estaba en condiciones de ganar este playoff
Marcelo Bielsa

Cuando fue consultado sobre la posibilidad de que un error defensivo hay abierto el partido, Bielsa fue tajante: "Los partidos de fútbol no se pueden imaginar sin errores. Usted me hace preguntas que generan reflexiones. 'El gol se produjo por tal cosa', 'Hubo 20 minutos de descontrol', 'Se produce una expulsión'. Por eso decía que un partido es una totalidad y no se pueden analizar solo segmentos específicos, porque hasta el minuto 40 del primer tiempo habíamos errado cinco goles y el rival no había generado peligro, y usted dice si ese error no desencadenó lo que luego sucedió. Y yo no puedo pensar de ese modo. Porque un equipo que no asimila un error no es un buen equipo."

Por último, el Loco evaluó cómo seguir adelante luego de tamaña tristeza: "El dolor se consume. No hay otro camino que someterse a que el tiempo pase. A mí me da mucha tristeza por los jugadores, que yo les diría que es muy difícil que alguien esté más dolido que ellos. Nunca es bueno comparar sufrimiento, pero me cuesta mucho admitir que alguien esté sufriendo esta derrota de una forma más intensa que los jugadores. Y me duele el dolor de los hinchas. Todas esas cosas son responsabilidades que hay que asumir. Es muy difícil para el que conduce hacerse cargo de una decepción colectiva tan marcada.. Y sobre todo con dos verdades que funcionan de manera incómoda. Porque hay dos conclusiones para mí. Las dificultades que superó este equipo y el lugar adonde llegó, considerando todo lo que tuvo que superar, invita a pensar de que llegó más lejos de lo que podía. Pero eso no es cierto. Porque mereció salir primero o segundo, y estaba en condiciones de ganar este playoff."

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.