La anécdota de Gallardo junto a Mascherano y Messi en Barcelona