San Lorenzo. El día que Ruggeri despachó su ira contra Merlo, Sava y Tinelli