El diez coreano

Christian Leblebidjian
(0)
1 de diciembre de 2001  

PUSAN, Corea del Sur (De un enviado especial).- Caminaba por el centro de convenciones Bexco, donde hoy se realizará el sorteo del Mundial de Corea y Japón, se me cruzó un periodista chino y me dijo mitad en inglés mitad en castellano: "Vení a ver jugar a este coreano que es un fenómeno". Vamos, le dije yo. Apareció con una camiseta roja y un pantalón del mismo color. De a poco fue sumando adeptos, hasta la gente que paseaba por el centro de convenciones se detuvo para observarlo. Huh Nam Jin nació hace 34 años en Corea, en la localidad de Suwon, y tiene el privilegio de figurar en el libro Guinness por ser el hombre récord que más tiempo en forma consecutiva hizo jueguito con una pelota. Sí, leyó bien. Jin, que siempre se ríe, tiene la marca de 7 horas, 24 minutos y 54 segundos de hacer jueguito sin parar con la cabeza, lo que significan 40.350 impactos. Y esto no es todo: también cuenta con el récord de estar 18 horas, 11 minutos y 4 segundos haciendo jueguito y manteniendo la pelota en el aire con todo el cuerpo, sea con la cabeza, el pie, la rodilla o el muslo, que es lo mismo a decir 102.000 impactos.

Pero ayer hizo una demostración de su talento y se puede comprobar que el libro no miente. Jin puso cara de simpático y empezó a picar la pelota con el empeine, en un show en el que no faltaron saltos acrobáticos sin dejar caer el balón.

Después vino el turno de una pelota más chica, la réplica en miniatura de lo que será la pelota oficial para el campeonato Mundial. Y no paró hasta que por los alto parlantes convocaron a los periodistas para el auditorio donde Joseph Blatter, presidente de la Federación Internacional de Fútbol Asociados (FIFA), anunciaría novedades luego de la reunión del comité ejecutivo, que duró desde las 9 a las 16.30, casi sin intervalos.

El jugador coreano, que tiene de ídolo a Diego Maradona y lo conoció en una visita que hizo a la Argentina en 1996, comentó que nunca se dedicó al fútbol profesional por un problema en las rodillas, pero eso no le quita elasticidad.

Jin, que tiene más de 700 apariciones en TV y pronosticó que la Argentina será campeón del mundo, se lució, abrió los brazos como un actor de teatro que termina con su función y recibió los aplausos del público. Los mismos no se hicieron esperar; hasta firmó autógrafos mientras cerca de él pasaron inadvertidos personajes como Pelé y Platini. Al fin y al cabo, para definirlo vale la pena publicar su página de Internet: http//soccerartist.com .

Cuando me di vuelta, el periodista chino ya no estaba. Me dijeron que se fue a buscarle club...

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.