El duro camino en busca de la reconstrucción de River

El presidente Aguilar habló con Pellegrini antes del entrenamiento, aunque no se refirió a la renovación del contrato; el técnico charló media hora con el plantel y en forma particular con Coudet y D´Alessandro; los jugadores todavía siguen golpeados
(0)
30 de mayo de 2003  

La mañana, para River, empezó como podía imaginarse luego de un duro revés, como fue la eliminación del equipo en la Copa Libertadores ante América de Cali. Manuel Pellegrini, el director técnico, reunió al plantel en el centro de la cancha N° 1 del predio de Ezeiza y la charla se prolongó por poco más de media hora. La intimidad era casi total, porque la prensa esperaba afuera del predio, aunque desde la entrada podía verse al nutrido grupo escuchando atentamente al ingeniero. El clima fresco era lo único que hacía que los jugadores movieran las piernas.

Mientras el grupo le prestaba atención al discurso del entrenador, que fue de la autocrítica por los "errores deportivos y extradeportivos" -como los llamó Pellegrini- a la remotivación del plantel para enfrentar el superclásico con Boca, pasado mañana, en la Bombonera, a eso de las 10.30, José María Aguilar, presidente del club, y Mario Israel, titular del Consejo de Fútbol, se retiraban del predio. Ya habían hablado con Pellegrini.

"Lo vi dolorido, golpeado, como estamos todos y como corresponde después de un partido en el que indudablemente se nos cayó una ilusión", dijo Aguilar.

-¿Qué le dijo a Pellegrini?

-Nada en particular. El saludo de siempre, el respaldo de siempre, el apoyo de siempre. Advertir de lo que ellos conocen mejor que nadie. Estamos ante seis partidos en los que nos jugamos muchas cosas. Tenemos que pelear por este campeonato. Esto sigue.

-¿Se puede decir que el futuro de Pellegrini depende de él?

-El futuro de Pellegrini siempre depende de Pellegrini. En este criterio no hay diferencias. En cuanto a su vínculo con el club, termina el 31 de mayo, pero tiene una prórroga natural propia de la continuidad de la competencia y esto no genera alteraciones.

Una sensación: Aguilar no fue lo contundente que había sido otras veces. Se lo notó cauto, medido y se refirió a la continuidad del técnico sólo en términos contractuales.

Una vez terminada la charla grupa, Pellegrini habló individualmente con Andrés D´Alessandro, que ante América no sólo no jugó bien, sino que se volvió a mostrar irascible. Sobre el final del entrenamiento, Pellegrini repitió la conversación, pero eligió a Eduardo Coudet, otro de los que mostraron un nivel muy bajo.

Los jugadores siguen golpeados. En la edición de ayer se consignó que los mayores del plantel sólo durmieron en el viaje de regreso cuando el cansancio los venció. Y la explicación la dio Esteban Fuertes: "Hay que ponerle el pecho a este momento difícil que estamos viviendo todos, los jugadores, el cuerpo técnico, los dirigentes y la gente. Creo que varios de nosotros nos dimos cuenta después que puede haber sido la última oportunidad de ganar la Copa. Lo hablamos con Coco Ameli. Pero ahora debemos vencer a Boca. No nos queda otra alternativa que ganar el campeonato".

En Núñez se recaudaron $ 105.800

Ayer comenzaron a venderse las localidades del sector visitante en el estadio Monumental para el superclásico entre Boca y River que se disputará en la Bombonera pasado mañana.

Hasta anoche, lo recaudado en River es de 105.800 pesos. De las 9700 populares, cuyo valor es de 10 pesos, quedaron 2500, que se pondrán a la venta hoy, a partir de las 10 y hasta las 19 en el estadio Monumental.

Las 800 plateas de 60 pesos, que tenía disponibles para su venta el club de Núñez, se agotaron. La misma suerte corrieron las 800 entradas generales para damas y jubilados de cinco pesos y menores de tres pesos.

A diferencia de ayer, hoy, los que no son socios de la entidad millonaria, podrán comprar las generales que quedan, a una entrada por persona. En caso de que no se agote el remanente, mañana en el mismo horario y lugar se podrá adquirir lo que quede.

El día del encuentro no habrá venta de localidades, por lo menos en River.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.