El estadio de la inauguración del Mundial abrió sus puertas aunque todavía está en obra