El futbolista argentino Sebastián Pol le pegó una patada a un hincha en Chile, fue detenido: puede recibir una dura condena

Pol agrede al hincha rival
Pol agrede al hincha rival
El delantero de Audax Italiano de Chile agredió a un simpatizante de la Universidad Católica luego de la derrota 4-1 de su equipo; podría ir preso
(0)
30 de octubre de 2016  • 11:49

SANTIAGO DE CHILE (DPA).- El argentino Sebastian Pol, futbolista de Audax Italiano de Chile, fue arrestado ayer por la policía luego de agredir con un patada a un hincha de Universidad Católica que lo insultó durante el partido entre ambos equipos, por la primera división del campeonato chileno.

Cuando terminó el encuentro, que ganó la Universidad Católica por 4-1, el delantero, de 28 años, corrió hasta las tribunas, se trepó a la reja que separa las gradas de la cancha y le lanzó un puntapié al fanático, que no dejaba de insultarlo.

Argentino le pega a un Chileno y queda detenido

01:49
Video

Tras el incidente, que tuvo como escenario el estadio San Carlos de Apoquindo, de la Universidad Católica en Santiago, el delantero del Audax Italiano fue sacado desde los mismos vestuarios por Carabineros (la policía local) y trasladado hasta un puesto policial donde quedó detenido.

¿Qué le puede suceder? Sebastian Pol, que hizo casi toda su carrera fuera de la Argentina, arriesga penas privativas de libertad en virtud de una ley de "Violencia en los Estadios" que rige desde hace algunos años en Chile, además de duras sanciones por parte del comité de disciplina de la Asociación de Fútbol de Chile (ANFP).

jp/ae

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.