El gobierno postergó la entrada en vigencia del nuevo regimen previsional para los clubes

Alejandro Casar González
(0)
1 de agosto de 2019  • 10:00

Mediante una resolución publicada en el Boletín Oficial, el Gobierno postergó la entrada en vigencia del nuevo regimen de aportes personales y patronales para la industria del fútbol. El nuevo sistema debía comenzar a regir hoy, pero las autoridades resolvieron aplazarlo para el 1° de enero del año próximo.

Encuadrado dentro del decreto 231/19, promulgado el 1 de abril pasado, establece alícuotas más altas para el pago de obligaciones y agrega rubros a los que se les realizan descuentos para el pago de aportes, como los ingresos por sponsors del seleccionado nacional y de la Superliga. Además, elimina las ventajas comparativas que los clubes tenían hasta ahora, como la exención del pago de aportes para empleados de instituciones educativas.

La distribución de la riqueza: el pase de Pity Martínez a Estados Unidos fue un buen ejemplo para conocer el negocio detrás de cada transferencia
La distribución de la riqueza: el pase de Pity Martínez a Estados Unidos fue un buen ejemplo para conocer el negocio detrás de cada transferencia

Desde su promulgación, el decreto 231 fue resistido por la AFA, que lo combatió mediante un duro comunicado, la Superliga y los propios clubes. Hubo reuniones en la Casa de Gobierno y hasta en la Quinta de Olivos para buscarle una solución al asunto, que incluso podría haber derivado en un paro de actividades decretado por la AFA. De las negociaciones participaron allegados al presidente Mauricio Macri, al que el fútbol le interesa como si fuera una cuestión de Estado. En año electoral, ningún integrante de su equipo hubiera querido que la pelota dejara de rodar. Por eso es que tomaron la decisión de patear para más adelante la entrada en vigencia del nuevo regimen: será el 1° de enero de 2020, ya con el presidente que resulte electo en octubre en funciones.

Desde ahora y hasta fin de año, la AFA, la Superliga y los clubes se pondrán en campaña para encontrar un "sistema superador" al propuesto por el Ejecutivo. Los clubes aceptan que no podrán mantener las prerrogativas de las que disfrutaron hasta ahora, pero pretenden que el ajuste de las alícuotas que pagan por sus empleados sean aumentadas en forma gradual y no de un día para el otro. Los más afectados por la modificación en el regimen son los clubes de ascenso, que no realizan transferencias en dólares al extranjero y que, en muchos casos, tienen empleados en relación de dependencia trabajando en sus propias instituciones educativas. A la otra entidad que el nuevo regimen afecta es a la AFA, cuya dotación de personal también creció en los últimos 17 años, mientras el decreto 1212 de 2003 (sancionado por Eduardo Duhalde) que estructuraba el sistema previsional anterior estuvo vigente.

Tanto los clubes del ascenso como de la Superliga que cuentan con establecimientos educativos habían adelantado que el nuevo sistema previsional ocasionaría "graves perjuicios" para sus economías, ya que se trataba de un gasto no contemplado en su presupuesto. En los últimos meses, los números de los clubes empeoraron debido a que su principal ingreso ordinario, las cuotas sociales, sufre un aumento en la morosidad: la situación económica lleva a que muchas familias dejen de pagar su abono. Según funcionarios de la Secretaría de Seguridad Social, el sistema previsional específico del fútbol establecido por el decreto 1212 de 2003 provocó un desfasaje de $2500 millones.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.