El hogar de la selección

Un recorrido por el confortable predio de la Universidad de Pretoria, el lugar donde se alojará el plantel nacional durante el Mundial de Sudáfrica, cuna de varios Springboks
(0)
8 de diciembre de 2009  

PRETORIA, Sudáfrica.- El camino se pierde en el horizonte de una ciudad de altibajos y quebradas. Se divisa un paisaje verde, una suerte de arboleda que sirve de señal de orientación. Después de atravesar el barrio de Hatfield, un recorrido custodiado por casas de techo bajo y residencias que en su mayoría son embajadas, la mirada se tropieza con la puerta de ingreso al Centro de Alto de Rendimiento de la Universidad de Pretoria. Aquí, donde anida la excelencia deportiva, se hospedará el seleccionado argentino durante la Copa del Mundo.

Geográficamente, es el lugar ideal. Situado a 50 kilómetros de Johannesburgo, donde la Argentina jugará sus primeros dos partidos (ante Nigeria y Corea del Sur), y a menos de 200 de Polokwane, donde se enfrentará con Grecia. Además, tiene a cuatro de las otras nueve sedes a 400 kilómetros a la redonda. Se encuentra a 1500 metros de altura sobre el nivel del mar y el aeropuerto más cercano está a unos 40 minutos en auto.

Pero también es el sitio perfecto para la práctica deportiva, además de garantizar alojamiento de buen nivel, confort, seguridad y exclusividad. Tanto es así que Inglaterra, Italia, Estados Unidos y Alemania son algunos de los países que pelearon hasta la semana pasada con el afán de alojarse también aquí.

"Elegimos al equipo argentino porque hay una buena relación entre el embajador y el director de la universidad. Eso fue determinante, porque hasta hubo otros equipos que ofrecieron mucho más dinero", dice Rocco Meiring, el manager de marketing de la universidad.

El sol del mediodía despunta y, tras el apretón de manos, Rocco recibe a LA NACION y a un equipo de ESPN. Nos entregamos a su amabilidad y a sus completísimas explicaciones. Pasamos por las seis canchas de fútbol y otras tantas de rugby y criquet. Recorremos el gimnasio y la pileta. La sala de juegos, el café y las habitaciones.

Por los dormitorios surgió la única objeción argentina. A pedido de Diego Maradona, se modernizarán los cuartos con plasmas y camas más grandes. Se pintarán de blanco y se les pondrá doble cortina para evitar el ingreso de la luz solar, que en junio despunta pasadas las 4.30 de la madrugada. Tienen unos 21 metros cuadrados de superficie, balcón con frente al campo de deportes y están a menos de 200 metros de la cancha principal de entrenamiento que utilizará el seleccionado. La AFA reservó 60 habitaciones y prevé el desembarco para el 25 de mayo de 2010.

"Se deberá pagar más dinero por las reformas que se exigieron. Pero no es solamente por eso: también se paga por la exclusividad. El centro de alto rendimiento estará casi en plenitud a disposición del seleccionado", explica una fuente que participó activamente de las negociaciones.

El predio abarca unas 76 hectáreas y la Argentina utilizará más de la mitad, con vallados y alambrados en el perímetro como en las dos canchas centrales de entrenamiento, las que serán sembradas en marzo con el mismo césped que lucirán los diez estadios de la Copa del Mundo.

El director deportivo de la AFA, Carlos Bilardo, que estuvo aquí la semana pasada, le advirtió a la universidad sobre los curiosos que seguramente se acercarán y pidió reforzar la seguridad por la visita de los hinchas. ¿Un aviso ante la posible amenaza de barras bravas? Tal vez.

"Sinceramente, no sabemos de qué se trata esto de la fama. Nuestros rugbiers son famosos, pero no causan el revuelo que despierta Messi o Maradona", se sincera Rocco al tratar de imaginar un desborde. Además de la policía que destina la FIFA para cada delegación, la universidad dispondrá de un equipo de 30 agentes para que custodien al plantel nacional y los alrededores de las instalaciones.

El predio es asombroso. El gimnasio tiene aparatos de última generación y allí se pondrán dos jacuzzis. También hay una pileta que será climatizada durante el invierno. La Universidad de Pretoria es una cuna de talentos. Aquí se entrenan cotidianamente los atletas Oscar Pistorious y Caster Semenya, además de haber sido una industria de Springboks: Bryan Habana, Victor Matfield, Bakkies Botha y Fourie du Preez, entre otros tantos, tienen aquí sus raíces. Casualmente el seleccionado de rugby practicó aquí este año para los choques con los British & Irish Lions. También es el sitio elegido por el equipo nacional de criquet, uno de los deportes de cabecera de los sudafricanos.

Se une al recorrido Colin Stier, el CEO de la universidad. Muestra con orgullo un edificio en donde trabajan decenas de especialistas en medicina deportiva, quienes están dispuestos a echar una mano si el staff del seleccionado lo dispone. Y afirma, con satisfacción: "Recibir a la Argentina será un placer. Que vengan aquí Maradona, Messi y el equipo es grandioso, además de ser una buena ventana para mostrarle al mundo cómo trabajamos".

La universidad cumplió cien años en 2008. Concurren unos 40.000 alumnos y su centro de alto rendimiento deportivo, abierto en 2002, es de lo mejor en el continente. Sin embargo, su reconocimiento es también académico. Las facultades de veterinaria, ingeniería y economía se ubican entre las de mayor prestigio del país. Durante la estada del plantel argentino, los alumnos estarán de receso por vacaciones y exámenes, por lo que en el lugar dominará la placidez.

Casi como un capricho del destino, la universidad se ubica a un puñado de cuadras de la embajada de nuestro país. Es un barrio residencial, abstraído del bullicio urbano. Es el sitio donde descansan los sueños argentinos. Será el hogar del seleccionado durante el Mundial.

60 son las personas que integrarán la delegación argentina para el Mundial, de los cuales 23 serán futbolistas y habrá un cocinero. La FIFA cubre los gastos de 48 personas, por lo que la AFA deberá pagar los 12 adicionales.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.