El "insoportable" Gallardo: su lucha entre la necesidad de descansar y el deseo de ir por más en River

Gallardo con la medalla de la Copa Argentina 2019; el DT seguirá en River con el objetivo de seguir ganando
Gallardo con la medalla de la Copa Argentina 2019; el DT seguirá en River con el objetivo de seguir ganando Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
15 de diciembre de 2019  • 11:37

Ser un obsesivo no es algo de lo que Marcelo Gallardo se sienta orgulloso, pero esa característica en parte también explica los frutos de su metódico y exigente trabajo en River. El entrenador no negocia los esfuerzos ni el compromiso pese al paso del tiempo.

Camino a los seis años en el club, disfruta del lugar en el que está, se siente cómodo y sabe que ha logrado una posición de privilegio que es difícil de soltar. Pero, al mismo tiempo, lucha constantemente contra esa obsesión que lo mantiene alerta y con la guardia alta. Porque el desgaste que le produce la profesión también tiene sus efectos colaterales.

Fueron varios las metas que se planteó el cuerpo técnico y el plantel millonario en enero, luego de la inolvidable conquista en Madrid. Pero más allá de intentar dar pelea en todos los frentes abiertos, hay un punto fundamental que se repite año a año: renovar energías y desafíos para volver a ser competitivos es la tarea que más inquieto lo pone al DT.

"No fue un año fácil para nosotros porque había que seguir insistiendo y ver si nos daba para continuar siendo un equipo serio que compitiese con mucha humildad después de vivido. Y terminamos de cerrar un año muy meritorio en todo nivel", analizó Gallardo tras conquistar la tercera Copa Argentina, el undécimo título en 15 finales durante su gestión.

Luego de un 2019 intenso en el que logró un fantástico nivel futbolístico, lo primordial a partir de hoy será el descanso. Ya habrá tiempo para pensar la pretemporada y un calendario cargado para el primer semestre del 2020: tendrá la definición de la Superliga que lo tiene como protagonista, el inicio de la Copa Libertadores, la Supercopa Argentina ante Racing y la Copa de la Superliga.

"Mi cabeza lo único que quiere es descansar un poco. Después, el 2 de enero, seguiré siendo el mismo insoportable que soy para volver a proponernos desafíos y que los jugadores entiendan que no sirve lo que conseguiste, si no lo que querés y te ponés como desafío. Esto es desgastante. Lo conseguido parece natural, pero no lo es. Requiere mucho esfuerzo y humildad. Y este equipo de trabajo tiene un mismo objetivo: trabajar y no conformarnos. Si seguimos así, se pueden lograr más cosas", analizó el Muñeco, que igual ya proyecta posibles ventas (además de la de Palacios) y algunos refuerzos.

Gallardo le da indicaciones a Nacho Fernández; el DT de River pretende seguir contando con el talentoso volante
Gallardo le da indicaciones a Nacho Fernández; el DT de River pretende seguir contando con el talentoso volante Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

Tras anunciar durante la semana que continuará en 2020, también dejó en claro que River es quizás el único lugar en el mundo en el que podrá encontrar esa pasión motivadora: "Siento mucho respaldo de los jugadores, los hinchas y los dirigentes. Eso no pasa en todos los clubes. Siento orgullo de estar en un lugar en el que estoy cómodo y tengo deseo de levantarme todos los días a la mañana para exigir a los futbolistas y exigirme yo mismo para estar a la altura. Soy feliz acá, me crié en el club y soy un privilegiado. Y encima soy un entrenador muy buen pago".

En ese proceso continúa el gran líder de la tropa. Mientras los títulos siguen llenando las vitrinas, el entrenador trabaja día y noche para seguir reforzando las bases de un equipo de época que todavía tiene hambre de sobra para buscar más gloria. Y también marca la cancha y deja en claro lo que necesita: descartó una posible venta de Ignacio Fernández a menos que se abone su cláusula de 15 millones de euros, lamentó la partida de Exequiel Palacios y anunció que no será un mercado de pases movido.

"Para que sigamos en el más alto nivel necesitamos ver lo que tenemos en casa y cuáles son nuestras expectativas y energías. River exige y este equipo sigue con deseo de competir y ganar. Después veremos cuáles futbolistas siguen con nosotros y cuáles no. Y a partir de ahí veremos cuáles pueden llegar. El mercado va a ser corto y no va a haber muchos movimientos. Veremos qué posición puntual se nos puede sumar", analizó el entrenador.

Gallardo volverá a hacer un balance a mitad del año próximo para saber en qué lugar está parado. Hoy se lo ve con voluntad, fuerza y deseo de continuar escribiendo historia grande en el club de sus amores. River lo disfruta y busca que cada instante sea eterno. Porque nadie puede imaginarse cómo será el futuro sin el insoportable director técnico que cambió para siempre la historia.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.