El operativo de seguridad

(0)
26 de agosto de 2001  

Sorprendió que San Lorenzo y Boca, un clásico de alto riesgo, se juegue de noche. Y lo que llamó aún más la atención fue la cantidad de efectivos que se encargarán de "custodiar" el encuentro en el Nuevo Gasómetro: 330 policías, cuando en los últimos partidos entre azulgranas y xeneizes el despliegue resultó mayor.

El operativo estará a cargo del comisario Carlos Sánchez, de la seccional 34ª, que reemplazó hace un par de meses a Juan Carlos Robles, que dejó el puesto tras el caso de las sospechas de "sobrecarga" de personal en los partidos, cuando se facturaba por más efectivos de los que realmente concurrían al estadio.

Sánchez informó que las calles cercanas a la cancha se cortarán a las 15.30 y las puertas del Nuevo Gasómetro se abrirán una hora más tarde. Los hinchas de San Lorenzo ingresarán por las avenidas Cruz y Perito Moreno, mientras que los de Boca lo harán por Varela.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.