La Copa Sudamericana. El otro desafío: Boca, por el pase a los cuartos