El partido del año

Estudiantes y Barcelona jugarán hoy, desde las 13, en Abu Dhabi, para definir quién es el dueño del universo; será un choque de estilos, pero, al mismo tiempo, un enfrentamiento que tendrá varios duelos, como el que protagonizará Verón frente a Messi; para el conjunto platense, será la chance de revivir su epopeya de 1968 y, para los catalanes, la de lograr el único título que falta en sus vitrinas; televisará Fox Sports
Francisco Schiavo
(0)
19 de diciembre de 2009  

ABU DHABI (De un enviado especial).- De fábulas y de moralejas parece esta final del Mundial de Clubes. Estudiantes se aferra al coraje y a esas historias de finales felices en las que el gigante cae pesado, atado de pies y manos, como en aquella gran gesta de 1968 frente a Manchester United. No es fácil. Los pasos se oyen a la distancia: Barcelona resopla y refunfuña desde su reinado y hace que todo tiemble; quiere quedarse con el título que falta en sus vitrinas. La justa está planteada para hoy, a las 13 de la Argentina, en el estadio Zayed Sports City, ante la atenta mirada de los árabes que idolatran a los catalanes, de los españoles hechos una furia y de unos 2500 "locos" de La Plata, cuya devoción no sabe de distancia ni de esfuerzos económicos.

Estudiantes consiguió lo que se propuso y ya está entre los dos mejores clubes del mundo. Disfruta su momento a orillas del Golfo Pérsico y su memoria registra imágenes que ya nunca perderá. Son tiempos de competencia extrema, de aventuras y de mucho aprendizaje. ¿Qué decir de Barcelona? Eso? simplemente es Barcelona.

Es una incógnita saber cómo habrá pensado Alejandro Sabella que su equipo podrá ganarle a otro que parece el seleccionado del resto del mundo, con Messi, Ibrahimovic, Xavi, Dani Alves y Puyol, entre otros ilustres apellidos. No dio mayores indicios, pero todo indica que Christian Cellay, un defensor, entrará por Maximiliano Núñez, un volante que también puede jugar de delantero. Así, el goleador Mauro Boselli será la única referencia ofensiva.

Estudiantes tiene un punto a favor en medio de un contexto que, en los papeles, lo despoja del cartel de favorito: los españoles perdieron a Andrés Iniesta, uno de los generadores de juego. Claro que Lionel Messi, que ayer dijo sentir todavía algunos dolores en el tobillo derecho, será su reemplazante. Leo estuvo entre los suplentes en el éxito con Atlante por 3-1; entró e hizo el segundo gol en la primera pelota que tocó. Y quedó todo dicho.

Las formaciones son una incógnita. En el juego de las sorpresas, ninguno mostró las cartas. Tanto Guardiola como Sabella confirmarán poco antes del partido los apellidos titulares. Cada detalle cuenta y no es cuestión de mover primero.

La ansiedad, los nervios y las presiones también serán un factor atendible. Eso quedó en claro con el ajustado triunfo que Estudiantes consiguió contra Pohang Steelers, de Corea del Sur, por 2-1, en el debut. De a ratos, el equipo argentino entró en una zona de confusión y perdió el rumbo. Lo bueno es que ese éxito lo liberó y encara el encuentro con Barcelona algunos escalones detrás en cuanto a los pronósticos. La obligación, sin duda, se ubicará en el campo catalán.

En el juego de las equivalencias parecen atravesar momentos dispares. Queda la sensación de que Barcelona, pese a la baja de Iniesta, arremete con un alto nivel en la Liga española, en la que marcha al frente. Da la impresión, también, de que Estudiantes alcanzó el pico de su nivel en la Copa Libertadores, con la gran final que disputó ante Cruzeiro, en Belo Horizonte, donde se impuso por 2-1. Desde entonces, si bien la campaña en el Apertura fue aceptable, no encontró un nivel tan alto. En especial, en los últimos tiempos se debilitó su poder ofensivo con el retiro de José Luis Calderón, la enfermedad de Jerónimo Morales Neumann (mononucleosis) y la lumbalgia de Juan Manuel Salgueiro, que estaría entre los suplentes.

Pero, sí, puede plantearse una similitud respecto de aquella definición continental. Los pincharratas tienen todo en contra: el favoritismo y la gente, ya que los lugareños se volcarán en su mayoría hacia el costado de Barcelona. Esa, precisamente, parece ser la especialidad de Verón y Cía .

Estudiantes está donde quería. Aquellas estrellas que seguía por TV desde La Plata ahora están justo delante suyo. Sí, el mismísimo Barcelona ya se ubica en sus marcas. Listos...

61 son los millones de dólares en los que está valuado el plantel de Estudiantes, aproximadamente.

1730 son los millones de dólares en los que está cotizado el plantel de Barcelona, según las cláusulas de rescisión.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.