El Porvenir, imparable

En Gerli, goleó a Defensa y Justicia 4 a 0 y sigue en la vanguardia; Almagro y Argentinos, segundos
(0)
29 de febrero de 2004  

El Porvenir, con una actuación contundente y un gol a los doce segundos de juego, batió 4 a 0 a Defensa y Justicia, en Gerli, y se mantiene como único líder de la primera B Nacional, tras la quinta fecha, que se completará mañana con el cotejo que sostendrán en Concepción del Uruguay, a las 20.35, Gimnasia y Esgrima de esa ciudad con Belgrano, de Córdoba, que será televisado por TyC Sports.

Almagro, que superó a Los Andes por 2 a 0 con goles de Maximiliano Castano y Diego Figueroa, quedó a dos puntos de El Porvenir Igual que Argentinos Juniors, que en La Paternal batió por 3 a 1 a Unión, de Santa Fe, con goles de Quinteros, Calabrese y Gianni; Valli convirtió el tanto de los santafecinos.

Doce segundos de oro. El Porvenir fue una ráfaga, No le dio respiro a nadie. Ni a los adversarios ni a los hinchas. A los 12 segundos, en una en demoniada carrera, Fabián Gotardi, con un tiro cruzado, puso en ventaja al equipo de Gerli.

Lejos de conformarse, los hombres dirigidos por Alberto Pascutti buscaron el golpe de gracia; merced a la velocidad de los delanteros y la precisión de los volantes, arrinconaron a sus rivales. A los 10 minutos, Leonel Martens estuvo cerca del segundo gol, pero el arquero Maximiliano Kadijevic envió al córner el remate. Hubo una pequeña reacción de Defensa y Justicia, pero nunca llegó con claridad al área de Fernando Dubra.

En el segundo tiempo, El Porvenir encontró muchas facilidades; diriamos que más de las que tenía. El conjunto visitante, que jugó los últimos 45 minutos con 10 hombres por la expulsión del arquero Maximiliano Kadijevic sobre el final de la primera etapa, cometió muchos errores defensivos. El Porvenir no se equivocó y encontró fácilmente el camino al gol.

Adiós al DT. La goleada golpeó mucho en Defensa y Justicia; tras el final, llegó otra noticia desalentadora: la renuncia de Jorge Vendakis como director técnico. Es fácil imaginarse las causas: los malos resultados del equipo.

Almagro, sin problemas. Tras un primer tiempo enredado y de muy bajo nivel técnico, el equipo de José Ingenieros en seis minutos dio vuelta el desarrollo. Conquistó los dos goles. A los 20 minutos de la segunda etapa, tras un centro de Claudio Filosa, Castano abrió el marcador; a los 26, Figueroa hizo el segundo. Y se terminó el partido. Los Andes se desesperó, se fue para adelante, dejó espacios y pudo terminar goleado por los contraataques de Almagro.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.