La B Nacional. El Porvenir, oportunista, ganó sin merecerlo