El primer día de Gustavo Alfaro: "Boca no tiene purgatorio, es cielo o infierno"

Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
Patricio Insua
(0)
2 de enero de 2019  • 18:22

De las tantas veces en las que llegó a la Bombonera para ir al lugar de la visita de turno, acaso en alguna oportunidad giró la cabeza hacia el otro lado para imaginar, aunque sea por un instante, cómo sería la vida en el vestuario local. A Gustavo Alfaro lo espera ahora ese mundo en el que las luces nunca dejan de estar encendidas y la atención es permanente. Con una carrera de más de 25 años como entrenador, afrontará la etapa de mayor relevancia al hacerse cargo de la dirección técnica de Boca .

Cerca de las 16 ingresó en el club sin llamar la atención, tanto que algún empleado no lo reconoció. Subió al segundo piso para firmar el contrato y permanecer reunido con Daniel Angelici y Nicolás Burdisso . Abajo lo esperaban los lentes de más de 20 cámaras de televisión y una gran cantidad de fotógrafos. Para Alfaro se inició una etapa de exposición como no tuvo nunca antes.

Los primeros minutos de Alfaro en la Bombonera

14:21
Video

Observó parco y con algo de tensión el breve video que sirvió de presentación, y tras las palabras del presidente y el director deportivo, se dedicó durante más de media hora a responder en profundidad cada una de las consultas, sin dejar de mostrarse seguro y convencido en cada explicación. Incluso citó a Jorge Luis Borges: "Triunfamos y fracasamos menos de lo que creemos".

"Estoy en un lugar muy difícil y muy lindo, con desafíos fuertes. Tenemos el compromiso y el orgullo de estar a la altura de la historia de Boca. La vara está muy alta. Boca no tiene purgatorio: es el cielo o el infierno", aseguró.

Casi siempre con los dedos de las dos manos entrelazados, la gesticulación brotó natural en las referencias a lo que espera de su equipo; y también hurgó en uno de los bolsillos interiores de su saco para extraer un papel y leer textual el artículo 88 de la ley de contratos de trabajo. Explicar detalladamente los motivos y las condiciones de su salida de Huracán fue un tema recurrente durante la conferencia, abordado incluso desde la emoción. "En el fútbol, muchas veces los momentos ideales no se eligen, sino que están en función de las decisiones que uno toma", reconoció.

Angelici, en el centro, presentó a Alfaro. También participó Nicolás Burdisso, el nuevo manager.
Angelici, en el centro, presentó a Alfaro. También participó Nicolás Burdisso, el nuevo manager. Fuente: AFP

"Si hay alguien que se merece seguir dirigiendo a Boca, es Guillermo", había asegurado en la conferencia de prensa posterior al que sería su último partido como entrenador de Huracán. Menos de dos semanas después se convirtió en el sucesor del Mellizo, con quien reconoció haber intercambiado algunos mensajes y contó que volverá a ponerse en contacto. Aseguró que hubo aspectos del 4-3-3 de los Barros Schelotto que pueden aparecer en su formación.

"Trabajé 25 años para llegar a un lugar como este; estoy en el cierre de mi carrera como entrenador. Hay muchas ventajas cuando conocés los pasillos y las idiosincrasia del club, pero trataré de empaparme rápidamente. Cuento con uno de los mejores planteles de Sudamérica", amplió.

A pesar de que la Copa Libertadores se convirtió en el patrón del éxito, en el primer semestre de gestión Alfaro tendrá la oportunidad de darle a Boca el primer tricampeonato de su historia. A 12 puntos de Racing, pero con dos partidos menos que el líder de la Superliga, Boca está expectante. De todos modos aseguró que sabe que su contratación apunta fundamentalmente al trofeo que Boca persigue desde hace más de 10 años, cuando recordó que Mauricio Macri y Pedro Pompilio lo fueron a buscar por primera vez para desembarcar en Brandesen 805.

Escuchó sus primeros aplausos ante algunas respuesta, se tomó fotos con quienes se lo requerían y recibió varios abrazos, entre ellos el del campeón del mundo Omar Larrosa.

El mismo día en el que regresó al país luego de un tiempo que iba a ser de descanso y terminó convirtiéndose en un tiempo de negociación, Alfaro fue presentado como nuevo entrenador de Boca. El acto se realizó en el salón Juan de Dios Filiberto, debajo de las plateas y a pocos metros del vestuario local, ese el que acaso alguna vez se imaginó y que ahora lo tendrá como el protagonista principal de lo que se geste en este 2019 que recién comienza.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.