El recambio: las otras piezas no le dieron tanta eficacia a la Academia

En Bahía Blanca se notó la rotación en Racing y la falta de jugadores de peso, sobre todo en la ofensiva
(0)
22 de febrero de 2015  

BAHÍA BLANCA.- El partido ante Olimpo fue un descubrimiento para Racing. El campeón le tomó la temperatura al otro equipo, al suyo, en realidad, que también tuvo la camiseta celeste y blanca, pero al que le falta un trecho para ser tan confiable. Hubo diferencias sustanciales. Las primeras se vieron en el ataque. Todo es distinto sin Diego Milito y Gustavo Bou, los que alcanzaron la sincronización perfecta y parecieron jugar toda la vida juntos. La ausencia de otros puntales también se hizo notar. Apenas se repitieron tres nombres respecto de la goleada ante Táchira por 5-0, el martes pasado, por la Copa Libertadores. Será, entonces, cuestión de saber quién es quién.

La principal diferencia estuvo en la delantera, en el 1-2 que forman Milito y Bou. Hubo buenas intenciones y movilidad en Brian Fernández, el escurridizo atacante que llegó de Defensa y Justicia. También se mostró activo el uruguayo Carlos Núñez, que estuvo a punto de firmar en Colón y que, ante la seducción de la Academia, cambió de destino a mitad de camino. Fue el mismo que había deslumbrado tras su paso por Liverpool, de Uruguay, y por el que años atrás pelearon la misma Academia e Independiente.

Las modificaciones se vieron por todos lados porque el entrenador Diego Cocca apostó por una rápida rotación. Otra de las grandes esperanzas fue el paraguayo Oscar Romero, que, en la teoría, reemplazará a Ricardo Centurión. Romero se destacó en Cerro Porteño, pero, a último momento, Corinthians, de Brasil, desistió de contratarlo. Un tiempo antes, Lanús había hecho una interesante oferta por él, que no quiso jugar en el club granate.

La defensa funcionó bastante bien. Sebastián Saja se mantuvo en el arco. Igual que Luciano Lollo, en la zaga, y que Germán Voboril, en el lateral izquierdo. En el medio campo se vieron los desacoples más grandes. Todo costó demasiado en la zona de creación, pese al empeño de Santiago Nagüel, ex Argentinos, y del esfuerzo de Francisco Cerro y de Nelson Acevedo, más el ya mencionado Romero.

Cocca se había quejado por la falta de refuerzos y la experiencia con la rotación pareció haberle dado la razón. Racing no hizo un mal papel en Bahía, pero tampoco lució como aquel campeón de paso firme y eficacia al extremo. En su favor tiene un campeonato de muchas fechas y toda la esperanza. Claro que el original siempre marca diferencias.

Lollo y los nombres diferentes

Uno de los hombres de siempre en Racing, Luciano Lollo, opinó: "Hubo otros nombres, pero planteamos bien el partido. No lo pudimos concretar y nos vamos calientes".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.