El show de un árbitro y dos DT

(0)
23 de junio de 2002  

GWANGJU, Corea del Sur (De nuestros enviados especiales).– Cada partido en esta instancia de la Copa del Mundo es tomado como una verdadera final. Y los entrenadores José Camacho (España) y Guus Hiddink (Corea) ponen en juego tanto o más que los futbolistas. Lo cierto es que el árbitro egipcio Gamal Ghandour fue demasiado protagonista. La falta que nadie vio en ese cabezazo de un defensor coreano en contra de su arco; la pelota que según el árbitro –y el juez de línea– atravesó la línea de fondo antes del centro de Joaquín que terminó con el golpe de cabeza de Morientes a la red local... El adelantamiento del arquero Woon Jae Lee en la definición por penales en el disparo de Joaquín... Todas fueron imágenes de una noche bochornosa para el arbitraje de la Copa del Mundo.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?