El show de Diego Maradona en Mendoza: visera de Venezuela, bandera gigante y pasillo de bienvenida

Maradona se abraza con Nicolás Contín, que anotó para Gimnasia al minuto de juego
Maradona se abraza con Nicolás Contín, que anotó para Gimnasia al minuto de juego Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar
Alejandro Casar González
(0)
5 de octubre de 2019  • 14:07

"Vamos a parar con los agradecimientos. Vamos a ver si hacemos puntos. El cariño es muy lindo, pero también es muy lindo ganar". Con esa frase, Diego Maradona resumió en Fox Sports Premium la urgencia que tiene su equipo, Gimnasia y Esgrima La Plata. Fue en un alto de todas las celebraciones preparadas para recibirlo en el estadio Malvinas Argentinas, de Mendoza, en la previa del partido con Godoy Cruz.

A Maradona le esperaba un partido a puro sufrimiento. Su equipo se puso 2-0, le empataron y el rival se quedó con dos futbolistas menos. Recién pudo respirar a ocho minutos del final, gracias a un tiro libre del paraguayo Ayala. Ahí, Maradona celebró. Se abrazó con sus futbolistas, con el Gallego Méndez y con el mediocampista goleador. Luego, miró al cielo. "¡Gracias, mamá!", dijo al cielo. "¡No quiero más agradecimientos, quiero puntos!", insistió Diego luego de sumar su primera victoria al frente del Lobo. "La primera victoria tenía que llegar. Cuando estábamos ganando nos hicieron sufrir. Pero lo ganamos con una gran altura de equipo", afirmó el entrenador. Mientras los plateístas mendocinos lo aplaudían, Maradona agregó: "Eso sí. La miré a mi mamá. La llevo adentro mío para todo lo que me quede de vida". Y sobre la pegada de Ayala, Diego recordó: "Impresionante lo de Ayala. En la semana le dije: 'Parate un segundo antes, Víctor'. Yo no pateé...Si no puedo ni caminar", recordó.

Apenas Diego puso el pie derecho sobre el césped mendocino, Maradona sintió el afecto del público. Levantó su mano derecha en señal de agradecimiento. Visera de Venezuela en la cabeza, dio un par de pasos y volvió a agradecer. Lo esperaba un pasillo conformado por niños, que tenían puesta la misma remera. La leyenda, un homenaje más: "Bienvenido D10S a la tierra del único gran gigante del oeste". Maradona caminó. Saludó. Volvió a caminar. Siempre despacio. Siempre agradecido. Se encontró con Gabriel Pellegrino y José Manzur, presidentes de Gimnasia y de Godoy Cruz. Hubo una foto. Varias. Manzur le entregó una plaqueta. Diego sonrió.

La bandera que la hinchada de Godoy Cruz mostró para recibir a Diego Armando Maradona.
La bandera que la hinchada de Godoy Cruz mostró para recibir a Diego Armando Maradona. Crédito: @Hace_F5

Había más: la popular mendocina desplegó una bandera gigante. De arriba a abajo, el trapo tapó la visión de los hinchas. No importaba. Allí estaban el Papa Francisco, Maradona y Messi retratados junto a las Malvinas y al escudo de la AFA. "Diego, el Papa y el Messías. Orgullo nacional", se leyó. Maradona volvió a agradecer.

Le recordaron el primer partido que jugó en su carrera en el Malvinas Argentinas. Fue el 18 de abril de 1979. Fue el primer partido luego de la consagración del seleccionado argentino en el Mundial del año anterior. El equipo que dirigía César Luis Menotti se midió con Gutiérrez Sport Club y ganó 5-2. Diego hizo un gol. Federico Bueno, cronista de campo de Fox Sports, le mostró una foto de ese partido. Y comenzó a nombrarles, uno por uno, a sus compañeros. Diego interrumpió. Los recordó a todos. A la hora de llegar al DT, Maradona respondió: "Menotti. El mejor de todos".

Luego, Maradona se tocó el corazón. Miró a los hinchas. Volvió a agradecer. Y se sentó en su banquito a la izquierda de Sebastián Méndez. La tranquilidad le duraría poco. Un par de minutos después, Maradona saldría eyectado de ese lugar. Por una buena causa: festejar el primer gol de su equipo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.