El sorteo: el primer partido del Mundial

Hoy, a las 7 de nuestro país, se definirán los grupos y las sedes donde jugarán los 32 seleccionados clasificados; los rumores y las quejas se robaron el protagonismo
Christian Leblebidjian
(0)
1 de diciembre de 2001  

PUSAN, Corea del Sur.- Hubo ansiedad, pero no se vivieron con nerviosismo las horas previas al sorteo que hoy determinará la ubicación de los ocho grupos para el Mundial de Corea y Japón, que se disputará entre el 31 de mayo y el 30 de junio próximos. El centro de convenciones y exhibiciones Bexco tendrá el apoyo de 90 personas trabajando en la organización, que tratarán de cumplir los requisitos de los 1642 periodistas acreditados para el sorteo. Salvo raras excepciones, no se observó preocupación en los protagonistas. Es más, en las horas previas al comienzo del sorteo (previsto para hoy a las 19 -las 7 de la Argentina-), eran más los rumores sobre "pre-acuerdos" o encasillamientos predeterminados que sobre el nivel de tal o cual seleccionado.

Mientras las cabezas de serie España, Italia, Brasil y el organizador local tienen un pie en la sede de Japón, la Argentina, Alemania, Francia y el otro país anfitrión harían base en Corea. Más trascendidos: EE. UU., por una cuestión de seguridad iría a Japón. El DT de Brasil, Luiz Felipe Scolari, se enteró de que Inglaterra y Portugal tienen posibilidades de compartir el grupo con el seleccionado verdeamarello y por eso puso el grito en el cielo. "Quiero a cualquiera menos a Inglaterra y a Portugal en la primera etapa. Al parecer, el sorteo estará más viciado que el bingo de Río Grande do Sul", exclamó Felipao, único entrenador de un seleccionado sudamericano. Ni Víctor Púa (Uruguay), ni Hernán Bolillo Gómez (Ecuador) estarán presentes y, según se supo, es por la misma razón por la cual tampoco vino Marcelo Bielsa: el terror a viajar en aviones y soportar un vuelo de más de 30 horas.

Antes del comienzo del sorteo, se pensaba que la Argentina tenía posibilidades de integrar el clásico denominado Grupo de la Muerte junto con Inglaterra, Portugal y Nigeria, como también podía conseguir un grupo accesible con Eslovenia, Turquía y México. "No me preocupa qué grupo nos va a tocar. Yo tengo en claro que para ganar el Mundial hay que enfrentarse con todos y no subestimar a nadie", dijo José Pekerman, director general de los seleccionados nacionales.

Lo de Paraguay es todo un tema. Primero porque los organizadores no parecen estar enterados de que Sergio Markarian fue despedido; el entrenador uruguayo figura en todas las planillas del sorteo. Con respecto a su reemplazante, Oscar Harrison, presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol, comentó ayer, luego del cóctel vespertino en Bexco, que Carlos Bianchi, DT de Boca, quedó en contestarle el 10 de este mes si acepta o no el ofrecimiento para dirigir al seleccionado durante el Mundial. "¿Si me tengo fe? La oferta que le hicimos es muy buena", comentó Harrison, que además insistió en que van a apelar hasta las últimas consecuencias para que a José Luis Chilavert se le levante la sanción y pueda jugar los dos primeros partidos del Mundial.

Anoche, tarde, arribó un optimista Giovanni Trappatoni, DT que ve a su Italia con sede en Japón, y que volverá a Europa no bien concluya el sorteo. José Antonio Camacho, DT de España, se paseó algo fastidioso por el lobby del hotel Marriott. Ayer fue a observar un predio en la ciudad de Ulsan (el mismo lugar que quiere la Argentina para su búnker), aunque también se ve asentado en Japón, por lo que no habría problemas con Bielsa y Cía.

Nadie faltará a la fiesta, según dijo Blatter, que convocó a un alpinista japonés para que se sume a la lista de personalidades que darán el puntapié inicial del sorteo, como los casos de Pelé, Michel Platini -dijo que espera por una final entre Francia y la Argentina- y Enrique Borja García, entre otros.

La ciudad ya vive el fervor mundialista. Desde la organización hasta lo que se respira por las calles con carteles y mascotas gigantes. La gente se muestra solidaria y mucho más activa que en Japón, con preparativos avanzados y listos para el día del debut.

Fevernova, el nuevo balón

PUSAN, Corea del Sur (De un enviado especial).- Adidas, uno de los patrocinantes de la FIFA, presentó ayer en esta ciudad el balón oficial de la Copa del Mundo 2002. Lleva el nombre de Fevernova y rompió con un diseño que se utilizaba desde Argentina 78.

El flamante balón presenta unos dibujos de turbinas en llamas, en una interpretación de la innovación tecnológica que los dos países organizadores, Japón y Corea del Sur, lograron en los últimos años.

Las turbinas simbolizan la energía que los anfitriones dedicaron a esta copa, mientras que las llamas rojas que aparecen representan al fuego como fuerza conductora.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.