La Copa Libertadores. El torneo de las complicaciones