El último deseo de Daniel Angelici: vender el nombre de la Bombonera por una suma millonaria

Angelici quiere cambiarle el nombre a la Bombonera
Angelici quiere cambiarle el nombre a la Bombonera
El presidente de Boca analiza agregar un sponsor en la denominación del mítico estadio; la cifra oscilaría entre 5 y 10 millones de dólares; definirá la Asamblea de representantes
(0)
24 de agosto de 2016  • 07:48

El estadio Alberto J. Armando, o popularmente conocido como la Bombonera, puede cambiar su nombre por el de una empresa china. Daniel Angelici, presidente de Boca, confirmó en los últimos días que están analizando una oferta millonaria para modificar la denominación. Si bien no infromaron qué marca busca dejar su sello en el mítico escenario, trascendió que la cifra que pagaría oscila entre los 5 y los 10 millones de dólares y que el contrato se extendería, al menos hasta 2017. Así lo informa el diario Olé en su edición impresa.

"Estos días me reuniré para escuchar la propuesta y luego la analizaré con mis pares de la comisión directiva para ver cuál es la mejor opción", remarcó el presidente de Boca, quien vuelve a negociar con el estadio del club, luego de que intentará buscar consenso para construir uno nuevo y dejar este para "recitales o partidos de tenis".

Sin embargo, a Angelici le surgirá un problema en caso de aceptar la oferta. Como el contrato vencería mucho después de que termine su mandato (2019), debe buscar la aprobación de la Asamblea de Representantes. A favor: el oficialismo cuenta con mayoría.

jp

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.