El último gol de Diego y el primero de Guille