Eliminatorias. Barbijos sin leyendas y vuelos privados: qué dice el protocolo de la FIFA

Lionel Messi, en la entrada del edificio principal del predio de Ezeiza, donde la selección argentina inició su burbuja sanitaria de cara a los partidos con Ecuador y Bolivia.
Lionel Messi, en la entrada del edificio principal del predio de Ezeiza, donde la selección argentina inició su burbuja sanitaria de cara a los partidos con Ecuador y Bolivia. Crédito: @Argentina
Alejandro Casar González
(0)
7 de octubre de 2020  • 00:01

Sin una cantidad mínima de jugadores para disputar los partidos y con la prohibición de que los futbolistas usen barbijos con mensajes políticos o religiosos. Esas son dos de las características del protocolo de la FIFA de cara a las Eliminatorias sudamericanas, que comienzan esta semana en medio de la pandemia del coronavirus. La Argentina debutará el jueves en la Bombonera frente a Ecuador, mientras que el martes de la semana siguiente jugará en la altura de La Paz contra el seleccionado boliviano.

El documento de 148 páginas fue enviado a cada una de las asociaciones de Conmebol la semana pasada, y una vez que la doble fecha de octubre quedó confirmada. Como estaba previsto, mantiene los principales lineamientos de las "burbujas sanitarias" estipuladas por la Confederación Sudamericana para el retorno de la Copa Libertadores. Pero establece que, si un país no puede garantizar las condiciones sanitarias para la organización de un partido, tendrá que mudar la sede del encuentro a otro dentro de la misma confederación. Es decir, el protocolo impide que la clasificación sudamericana para Qatar 2022 se dispute en otro continente. La posibilidad de jugarlas en Europa, como se rumoreó hace unos meses, queda entonces descartada.

Lionel Messi y Lautaro Martínez, en acción en el predio de Ezeiza. Mañana martes habrá ensayo de fútbol y ahí se vislumbrará el equipo para recibir a Ecuador el jueves.
Lionel Messi y Lautaro Martínez, en acción en el predio de Ezeiza. Mañana martes habrá ensayo de fútbol y ahí se vislumbrará el equipo para recibir a Ecuador el jueves. Crédito: @Argentina

Al contrario de la UEFA o la Confederación Brasileña (CBF) que estipulan en 13 el mínimo de jugadores que debe tener un equipo para poder participar de un partido, o incluso de la propia Conmebol, que cifra esa cantidad en siete, el protocolo de la FIFA no habla de un requisito puntual de jugadores para que los partidos se disputen. De todas maneras, desde Suiza sí recomiendan a las asociaciones nacionales "convocar un número suficiente de suplentes" y a la vez aconsejan "ampliar el plantel de jugadores disponibles en tanto estén vigentes las restricciones relativas a la pandemia".

En rigor, la FIFA sugiere convocar jugadores de más, por las dudas. Lo hace porque en otro punto del reglamento obliga a todos los involucrados en el partido (futbolistas, cuerpo técnico y auxiliares) a realizarse testeos PCR con 72 horas de anticipación al evento. E incluso se informa en el documento que aquellas personas que ya tuvieron coronavirus también deberán ser analizadas, y que cada una de esas situaciones se analizará en forma particular. Lo que se busca es minimizar el riesgo de contagio.

Antes de que los futbolistas aterrizaran en el país, el presidente de la AFA, Claudio Tapia, planificó el seguimiento de los protocolos sanitarios con el entrenador, Lionel Scaloni.
Antes de que los futbolistas aterrizaran en el país, el presidente de la AFA, Claudio Tapia, planificó el seguimiento de los protocolos sanitarios con el entrenador, Lionel Scaloni. Crédito: @tapiachiqui

Como es costumbre en los partidos de la Copa Libertadores, la FIFA obliga a que todos los presentes en el estadio usen una mascarilla o barbijo que les cubra nariz y boca. Y les prohíbe hacer publicidad con ellos, así como imprimirles mensajes políticos o religiosos, tal como ocurre cada vez que los futbolistas se quitan la camiseta para festejar un gol.

En el caso de los viajes, la FIFA también es puntillosa: recomienda hacer lo mismo que hizo la AFA de cara a los próximos dos partidos, es decir, fletar aviones para traer a los futbolistas que se desempeñan en el extranjero. En la medida de lo posible, sugiere que sean aviones privados, en los que solo viajen los integrantes de la delegación. Lo mismo vale para los desplazamientos a los lugares donde se disputarán los partidos. Y con respecto a la burocracia, FIFA requiere que los países que sean locales tengan resuelta toda la logística para las delegaciones visitantes: terminales o salas de embarque exclusivas, desembarques directos en la pista o trámites exprés en migraciones.

Recién llegado de Holanda, donde viste la camiseta de Ajax, Nicolás Tagliafico se sometó a los exámenes físicos de rigor en el predio de la AFA en Ezeiza.
Recién llegado de Holanda, donde viste la camiseta de Ajax, Nicolás Tagliafico se sometó a los exámenes físicos de rigor en el predio de la AFA en Ezeiza. Crédito: @Argentina

Los lineamientos continúan y también abarcan a las concentraciones en los hoteles. Allí, está prohibido el uso de los salones buffets. Y se recomienda que las instalaciones sean exclusivas para los equipos. Algo similar sucede en los vestuarios, donde no está permitido el uso de cualquier tipo de spa, saunas o bañaderas.

Con respecto al ingreso a la cancha, la FIFA estipula que los dos equipos no pueden hacerlo en fila. Tienen que salir del vestuario en forma escalonada para evitar aglomeraciones. Los suplentes e integrantes del cuerpo arbitral deben ingresar a la cancha antes que los futbolistas titulares. En lugar de haber niños como mascotas que lleven las banderas de los países involucrados en los partidos, ahora serán adultos los encargados de hacerlo. Lo mismo corre para los alcanzapelotas, quienes también tienen que desinfectar los balones que se usen durante el encuentro.

Franco Armani, a su llegada al predio de la AFA en Ezeiza para sumarse a la burbuja sanitaria del equipo argentino.
Franco Armani, a su llegada al predio de la AFA en Ezeiza para sumarse a la burbuja sanitaria del equipo argentino. Crédito: @Argentina

Al igual que en el protocolo Conmebol, la FIFA "desaconseja" la concentración de futbolistas en el centro del campo antes de los partidos (la típica arenga grupal antes del comienzo), así como también los abrazos y saludos con árbitros y rivales. Lo mismo corre para el intercambio de camisetas. Es importante aclarar que el documento de FIFA incluye recomendaciones, y no se trata de un nuevo reglamento disciplinario, por lo que un incumplimiento de las normas relacionadas con el coronavirus no acarrearía, en principio, sanción deportiva.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.