El torneo Apertura. En Avellaneda, a gusto