En Avellaneda, dos equipos que exhiben etiqueta de candidatos