En el duelo de los más débiles, Andorra le ganó a San Marino y consiguió su primer triunfo en 13 años