En Europa, los argentinos sienten dolor e impotencia

Saviola manifestó desde Barcelona: "Me duele ver a la gente muriéndose de hambre"
(0)
21 de diciembre de 2001  

Más allá de los kilómetros que separan a los futbolistas argentinos que juegan en Europa, ellos están muy preocupados por la realidad que se vive en la Argentina . Desde España, los jugadores manifestaron su temor por sus familiares y por el pueblo argentino.

"La verdad es que duele ver a la gente muriéndose de hambre. Espero que la situación cambie porque así la Argentina no puede continuar", comentó Javier Saviola , de Barcelona. El ex delantero de River agregó: "El país está en una situación crítica y da miedo; espero que todo mejore y que los argentinos superen la situación de caos".

El arquero Roberto Bonano , compañero de Saviola en Barcelona, arremetió contra los políticos: "Me da tristeza ver cómo está la situación de mi país. Espero que los políticos y las autoridades piensen en el pueblo, que son los que trabajan y aportan la dignidad. Un deseo para estas fiestas es que la Argentina mejore".

Pablo Aimar , de Valencia, piensa que "la Argentina tocó fondo. Desde chiquito escuchaba que el país estaba mal. A lo mejor, con todo lo que estamos viendo, la Argentina tocó fondo. A partir de ahora, supongo que lo demás será ir para arriba".

El defensor Mauricio Pellegrino , también de Valencia, se mostró conmocionado: "Lo único que espero es tener un país digno para poder dejar a mis hijos. Me apena muchísimo esta situación de violencia. Me recuerda a los saqueos del año 1989. Pienso y digo que desde la llegada de la democracia nunca se vieron signos de mejoría, porque el clima social sigue tenso y los cambios no sirvieron para mejorar".

Roberto Ayala , otro defensor de Valencia, expresó: "Estoy sufriendo mucho por la situación de la Argentina; sufro porque mi país y su gente están mal. No entiendo mucho de política y no quiero decir cosas que queden fuera de lugar. Siempre que voy a jugar con la selección trato de lanzar un mensaje de optimismo para que la gente vaya a la cancha y al menos se lleve una alegría".

Cristian Kily González , otro argentino en Valencia, señaló: "Estoy muy preocupado porque la gente transmite mucha incertidumbre. Siempre me encargué de mantener a mi familia (por sus padres y su esposa) y ahora no puedo enviar dinero. Espero que se solucione pronto. Tengo idea de que toda mi familia venga a España, pero no es fácil el tema".

"Lo que pasa es lamentable; hablé con mi madre y está muy preocupada. El pueblo llegó a un momento de hartazgo por consecuencia de la incapacidad de los gobernantes para conducir al país. Después de un tiempo de espera, la gente reaccionó de una manera triste con una queja explosiva", comentó Eduardo Berizzo , defensor de Celta de Vigo.

Luciano Galletti , delantero de Zaragoza, dio otro enfoque: "Si las cosas mejoran, iré en una semana a la Argentina para estar con mi familia; si no, me quedaré. Para ir ahí y vivir encerrado, prefiero estar en España".

Finalmente, Gabriel Schurrer , de Las Palmas, expresó: "La situación es lamentable. Las cosas venían mal y poco a poco lo iba sufriendo la clase media, la más afectada. Esperemos que esto tenga remedio, aunque a corto plazo no se ve quién pueda salvar al país".

"Es muy triste y peligroso"

ROMA (ANSA).- Los jugadores argentinos de Roma también se mostraron preocupados desde Italia. El delantero Abel Balbo comentó: "Lo que está ocurriendo es muy triste y peligroso. Veo que hay mucha incertidumbre en la gente por todos los problemas que le toca vivir. Espero que la situación se supere".

Walter Samuel, ex defensor de Boca, sostuvo: "La realidad es muy grave y estoy preocupado por lo que pueda ocurrir. Estoy en contacto permanente con mi familia para confirmar que estén bien".

Leandro Cufré dijo: "La Argentina vive una situación difícil y no se sabe cómo saldrá. Estamos preocupados porque falta dinero y los bancos limitan las extracciones".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.