En la antesala del Mundial, las vuvuzelas, bajo la lupa