En su vuelta a River, Fernando Cavenaghi se descontroló y terminó expulsado