El torneo Apertura. En un duelo de guapos, Boca gritó más fuerte